Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Bajo el bombardeo, pendientes de El Cairo

La población de la franja de Gaza concentra sus esperanzas en las negociaciones en Egipto

"La resistencia debe seguir disparando para poder negociar desde una posición de fuerza”, dice un empresario

Palestinos sostienen los cadáveres de dos niños durante su funeral.
Palestinos sostienen los cadáveres de dos niños durante su funeral. EFE

Séptimo día de asedio sobre Gaza y todos los habitantes de la Franja están pendientes de Egipto. De las negociaciones que tienen lugar en El Cairo dependerá su futuro inmediato. “Estamos pendientes, ojalá lleguen a algún acuerdo y termine la sangría de inocentes”, dice Nasser Al Mugrabi, el dueño de uno de las pocas tiendas de ultramarinos de la ciudad que aún permanecen abiertas. “La vida continúa y tenemos que trabajar”, continúa, mientras despacha dos botellas de agua y otros tantos paquetes de tabaco. La tienda de Nasser se encuentra en la calle Al Yalaa, justo enfrente de la torre que alberga la emisora de televisión Al Quds, cuyo piso superior fue alcanzado hace dos días por la aviación israelí. Aún así una unidad móvil permanece lista sobre el pavimento para cualquier directo que les puedan pedir.

Por primera vez en varios días, Mohamed Keshta ha podido dormir de un tirón durante varias horas. Los bombardeos israelíes sobre Gaza han disminuido en el sur de la Franja, pero no en zonas residenciales del norte y el centro. En Al Mugraga, 6 kilómetros al sur de la ciudad de Gaza, un palestino fallecía al ser objeto de un nuevo ataque aéreo, resultando también herido su hijo de 3 años. Otros dos más murieron en el norte tras varios bombardeos de las fuerzas aéreas israelíes y dos más como resultado de la gravedad de sus heridas mientras eran tratados en hospitales egipcios. Hasta allí se trasladan ya parte de los enfermos ante el desbordamiento de los centros sanitarios de la Franja y la escasez de material médico básico.

El lanzamiento de cohetes desde el territorio palestino hacia territorio israelí también se ha reducido. Frente a los más de 200 que lanzaron el pasado viernes, desde anoche el número se reduce a medio centenar. Muchos de ellos hicieron impacto en poblaciones del sur de Israel, la mayoría en las inmediaciones de la ciudad de Beersheva, donde impactaron unos 30 misiles Grad, de los cuales al menos dos fueron interceptados por el sistema antimisiles conocido como Cúpula de Hierro. “De la misma forma que ellos continúan bombardeando mientras tienen lugar las negociaciones de Hudna (alto el fuego, en árabe) la resistencia debe seguir lanzando cohetes para poder negociar desde una posición de fuerza”, señala Emad Yasser, que regenta una pequeña empresa de taxis situada junto al conocido hotel Al Deira.

En el campo diplomático se intensifican los esfuerzos para fraguar una tregua que comience con un alto el fuego. El líder del brazo político de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, junto al líder de Yihad Islámica, Ramadán Abdalá Shalah, se reunían esta mañana con el jefe de la inteligencia egipcia, Rafat Shehata, para estudiar la propuesta de alto el fuego diseñada por Israel. El borrador contempla un acuerdo en dos posibles fases. Una primera que recoge un alto el fuego de ambas partes y una segunda en la que se iniciaría el diálogo para estudiar distintas opciones que permitan levantar el embargo sobre la Franja. Fuentes palestinas aseguran que si ambas partes aceptan los términos de la propuesta, el alto el fuego se declararía de forma inmediata.

Hoy martes tiene prevista su llegada el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, quien mantendrá entrevistas con los principales dirigentes de Israel y de la Autoridad Nacional Palestina en Jerusalén y Ramala, respectivamente. Antes de su desplazamiento a la zona Ban ya hizo saber a través de su portavoz que su prioridad es alcanzar un alto el fuego inmediato que ponga fin a la muerte de civiles, que según las estadísticas del Ministerio de Sanidad ya superan el centenar, mientras que los heridos se aproximan al millar.

También por la noche se espera la llegada a Israel de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, procedente del sudeste asiático donde viajó junto al presidente norteamericano, Barack Obama hace unos días. Llegará a Israel para realizar una ronda de contactos al más alto nivel que complete a la de Ban y que logre el establecimiento de esa tregua que demandan los gazatíes, que se sienten como marionetas de en el teatro de la guerra en la que predominan los ataques efectuados por drones, aviones no tripulados operados por control remoto.