Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido del presidente Yanukóvich lidera las elecciones en Ucrania

Yulia Timoshenko votó en la clínica donde está encarcelada sin levantarse de la cama

Buen resultado de la extrema derecha

La oposición denuncia irregularidades, como el uso de bolígrafos con tinta invisible

La OSCE critica "el abuso del recurso administrativo y la falta de transparencia"

ATLAS

El partido de las Regiones, del presidente Víctor Yanukóvich, lidera con cerca de un 30% de los votos en las elecciones legislativas celebradas este domingo, según encuestas a pie de urna divulgadas a las ocho de la noche de Kiev (una hora menos en España) al cerrarse los colegios. Los comicios se basan en un sistema mixto y, de los 450 diputados de la Rada Suprema, 225 se eligen por listas de partido y los otros 225, por distrito mayoritario. Las encuestas a pie de urna tienen en cuenta solamente las listas de partido, pero no los distritos mayoritarios.

En segundo lugar (con cerca de un 23%) se clasifica, siempre según las encuestas, el bloque Oposición Unida- Batkivschina (Patria), que aglutina a los seguidores de la ex primera ministra, Yulia Timoshenko, condenada a 7 años de prisión, y el partido de Arseni Yatseniuk. El tercer puesto (entre el 13% y el 14% de los votos) fue para Udar (El Golpe), la formación del campeón mundial de boxeo Vitali Kiltschko, que trae aire fresco a la política ucraniana.

El rasgo más llamativo es la polarización del espectro político gracias al buen resultado las fuerzas más radicales: por la izquierda, el Partido Comunista (entre el 12% y el 13%) y por la extrema derecha, el partido nacionalista Svoboda (Libertad), al que los sondeos atribuyen entre el 11% y el 13%. Este partido, dirigido por el médico y abogado Oleg Tiagnibok, no estaba representado en la Rada saliente. Svoboda aspira a un Estado que diferencie la "nación titular” (la comunidad ucraniana) y las “minorías” (las demás comunidades) y a restablecer el punto de los antiguos pasaportes de la URSS que hacía referencia a la “nacionalidad” de los titulares (entendida como comunidad cultural o étnica) como complemento a su “ciudadanía”. Tiagnibok había tenido unos resultados marginales, por debajo del 2%, en las elecciones a alcalde en Kiev, en 2008 y en las presidenciales en 2010, cuando abogó por el retorno a Ucrania de las armas nucleares (Kiev entregó sus armas nucleares a Moscú al desintegrarse la URSS).

Muy por debajo del listón del 5% necesario para tener representación parlamentaria, quedaron Adelante Ucrania (1,8%) y Nuestra Ucrania (1,3%) que fue el partido del ex presidente Víctor Yúshenko.

A las elecciones han acudido más de 3.500 observadores internacionales. Dos de ellos, los españoles Isabel Pozuelo y Jordi Xuclá, aseguraron
no haber sido testigos
de ninguna irregularidad

Durante la jornada, la oposición denunció numerosas irregularidades, desde una agresión a la candidata de Udar en Odessa a ataques de virus que bloquearon las páginas de web de varios candidatos de la oposición. Según las agencias informativas de Ucrania, en varias cabinas electorales de Odessa y de Ivano-Frankivsk se encontraron bolígrafos con tinta que se vuelve invisible a los 20 minutos de escribir con ella, algo que podría permitir falsificar las votaciones a la hora del recuento. También hay denuncias de carruseles (grupos de personas que votan varias veces) en Kiev y en la región de Donbás. A las elecciones han acudido más de 3.500 observadores internacionales. Dos de ellos, los españoles Isabel Pozuelo desde Odessa, y Jordi Xuclá, desde Kiev, aseguraron no haber sido testigos de ninguna irregularidad durante la jornada del domingo. La misión internacional de observadores de la OSCE ha calificado los comicios de "paso atrás" y ha denunciado "el abuso del recurso administrativo y la falta de transparencia".

Timoshenko votó en la clínica central de Járkiv, donde se encuentra internada, en presencia de observadores de la OSCE y sin levantarse de la cama, según informa la agencia Interfax . “Yulia Timoshenko confirmó que para ella es muy importante el apoyo de Europa”, dijo el observador Lykke Friiz, uno de los testigos. Yevguenia, la hija de la ex primera ministro, votó en Dnepropetrovsk vestida con una camiseta donde podía leerse “libertad para Julia”.

Vitali Klitschkó, que votó en Kiev, dijo que iba a la Rada para “luchar” y mencionó “cinco golpes claves para aterrizar en el parlamento ucraniano”: contra la corrupción, contra la indiferencia de las autoridades, contra la falta de gobierno local, contra la desigualdad y contra la pobreza. Yanukóvich, por su parte, dijo haber votado por la “estabilidad y por el desarrollo económico del país, para que nuestra gente viva mejor”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >