Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición rusa se organiza y elige vía Internet un comité coordinador

Unas 60.000 personas han votado ya. La iniciativa tiene por ahora un carácter simbólico y experimental y se propone dar a conocer nuevos rostros

El líder opositor ruso Sergei Udaltsov (centro), frente a uno de los colegios electorales habilitados para elegir el Comité de Coordinación de la oposición.
El líder opositor ruso Sergei Udaltsov (centro), frente a uno de los colegios electorales habilitados para elegir el Comité de Coordinación de la oposición. EFE

Además de celebrar mítines y manifestaciones, las fuerzas rusas que se oponen a la política de Vladímir Putin han iniciado la formación de una estructura común, el Comité Coordinador (CC), mediante unas elecciones por Internet y en “colegios electorales” distribuidos por 36 regiones del país. Los comicios, previstos para el 20 y el 21 de octubre, han sido prolongados hasta el 22 de octubre, debido a los ciberataques sufridos por la página especial para las votaciones.

A altas horas de la noche y durante varias semanas, el canal televisivo “Dozhd” (Lluvia) ha organizado debates entre los candidatos a formar parte del CC. En ellos participaron el campeón de ajedrez Garri Kaspárov, el escritor Dmitri Bykov, la presentadora televisiva Txenia Sobchak, el economista y ex asesor presidencial Andréi Ilariónov, el abogado Alexéi Navalni, entre otros. Estas figuras conocidas han polemizado con otros personajes hasta ahora inéditos en el panorama político ruso y el resultado es una lista de 209 personas, de diversas tendencias políticas, que aspiran a 30 de los 45 puestos del CC. Las tres fuerzas ideológicas que formarán el organismo—izquierdas, liberales y nacionalistas—designarán a cinco representantes respectivamente para los quince puestos restantes.

Para las elecciones se registraron casi 170.000 electores (169.866), de los cuales hasta la noche del domingo habían votado más de 59.000.

En un país con 142 millones de habitantes, la iniciativa de las fuerzas que se oponen a la política del Kremlin tiene por ahora un carácter simbólico y experimental. Sin embargo, ha supuesto también un ejercicio de disciplina organizativa y un intento de dar a conocer nuevos rostros, biografías y programas. En el experimento no participa el Partido Comunista de la Federación Rusa, la segunda fuerza del país.

Una de las primeras decisiones que se esperan del CC es la convocatoria de un nuevo mitin de protesta, pese a que la asistencia a este tipo de actos en los últimos tiempos ha menguado en relación a los mítines celebrados tras los comicios legislativos de diciembre de 2011 y los presidenciales de marzo de este año. También ha menguado la participación electoral de los ciudadanos, como pusieron de manifiesto las elecciones regionales y municipales que tuvieron lugar el 14 de octubre en más de 70 regiones de Rusia (entre ellas las elección de cinco gobernadores por primera vez en ocho años). Con escasas excepciones, los comicios concluyeron con la victoria generalizada de Rusia Unida, el partido gubernamental. Este venció incluso en las elecciones a la alcaldía de la localidad de Jimki, una ciudad satélite de Moscú con graves problemas ecológicos y un fuerte movimiento de oposición.

Pese a la abundancia de recursos administrativos y el control de la vida política, el Kremlin ha decidido no relajarse en su hostigamiento de sus principales oponentes. Las autoridades rusas han acusado a Serguéi Udaltsov, el líder del Frente de Izquierdas, de preparar desordenes masivos. La prueba de cargo utilizada contra Udaltsov por la fiscalía del Estado es un “reportaje de investigación” emitido por el canal de televisión NTV (pertenece al monopolio de exportación de gas Gazprom).

El “reportaje”, titulado Anatomía de la Oposición, tiene la estilística y las características de los productos preparados por los servicios de seguridad (en el pasado en la URSS y actualmente en los países postsoviéticos como Bielorrusia o Rusia) para comprometer o incriminar a la disidencia. Basándose en el “reportaje”, las Autoridades rusas han acusado también a Leonid Razvozzhaiev, ayudante del diputado Iliá Ponomariov, del partido Rusia Justa.

Según Ponomariov, Razvozzhaiev fue secuestrado en Kiev cuando acababa de solicitar asilo político en la representación del Alto Comisario para los Refugiados de la ONU. Sometido a una investigación judicial está también el abogado Alexéi Navalni, por supuestas irregularidades financieras cuando era consejero del gobernador de la provincia de Kírov.

Además, continúan los procesos contra los implicados en los desordenes ocurridos en la plaza de Bolótnaia de Moscú en mayo, en vísperas de la toma de posesión de Vladímir Putin como presidente. Por aquellos incidentes hay 18 personas detenidas, a las que se acusa de enfrentarse violentamente con la policía.