Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conmoción en Reino Unido por la desaparición de una niña de cinco años

La pequeña tiene cinco años y, aunque la circunstancias son diferentes, ha reavivado la polémica desaparición de Madeleine McCann.

Coral Jones, madre de April, con el abuelo de la niña.
Coral Jones, madre de April, con el abuelo de la niña. Getty Images

La desaparición de una niña de cinco años en un pueblo de Gales ha provocado una onda conmoción en Reino Unido y centra desde el lunes por la noche los informativos de la televisión y las primeras páginas de muchos periódicos. Unos amigos de la pequeña April Jones, de cinco años, vieron como se subía a una camioneta de color azul entre las siete y las siete y media de la tarde del lunes y desde entonces no se sabe nada de ella. La policía, que cree que la niña se subió a la camioneta por propia voluntad y no por la fuerza, ha detenido a un hombre de 46 años, vecino y conocido por la familia.

Aunque los hechos son muy diferentes, la reacción de los medios recuerda a la que ocurrió cuando en mayo de 2007 desapareció en Portugal la pequeña Madeleine McCann. Como entonces, la televisión cubre el caso en directo de forma constante y la policía ofrece varias conferencias de prensa al día, aunque las noticias son más bien escasas. Los medios han pasado en apenas horas de centrar su atención en la fuga a Francia de un profesor de matemáticas de 30 años con una pupila de 15 a considerar el drama de la pequeña April como lo más importante que está ocurriendo en el país.

Un tratamiento informativo que confirma un doble fenómeno que empezó hace años y tiende a crecer: los medios generalistas se acercan cada vez más al estilo tabloide tanto en la selección de sus temas como en su tratamiento y el país en general es cada vez más propenso al sentimentalismo y a dar rienda suelta a las emociones, algo que se consideraba más bien una debilidad y muy poco británico hace no tanto tiempo.

April desapareció a última hora de la tarde del lunes y cuanto más tiempo pasa más se teme por su vida. La policía ha tomado la decisión excepcional de difundir la foto del único detenido, Mark Leonnard Bridger, que vive cerca de la familia de la pequeña en Machynlleth, un pueblo de unos 2.000 habitantes cerca de la costa, en el centro de Gales y a las puertas del parque nacional de Snowdonia. También ha difundido la foto de su furgoneta, un Land Rover Discovery de color azul. La policía ha decidido difundir estas imágenes para conseguir que el público le ayude a reconstruir los movimientos del sospechoso desde que desapareció la niña y hasta que fue detenido, el martes a primera hora de la tarde.

La familia hizo pública una nota el martes pero ayer fue la madre personalmente la que hizo esta mañana un dramático llamamiento para pedir a la gente ayuda para encontrar a su hija. “Hace 36 horas desde que nos arrebataron a April. Alguien ahí fuera tiene que saber dónde está y puede ayudar a la policía a encontrarla”, dijo Coral Smith con la voz entrecortada. Y añadió, entre sollozos: “Estamos desesperados por tener alguna noticia. April tiene solo cinco años. Por favor, por favor, ayudadnos a encontrarla”.

La policía, que hasta anoche insistía en su creencia de que la niña está viva, ha empezado a buscar con hombres rana en el río junto al que la víspera había sido detenido el sospechoso, que iba caminando en dirección al pueblo, a poco más de un kilómetro, y vestía cazadora y pantalones de camuflaje protegidos con un segundo pantalón impermeable.