Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de manifestantes se rebelan en Bengasi contra las milicias armadas

Al menos cuatro personas han muerto y otras 40 han resultado heridas

Los manifestantes consiguen echar de su cuartel general al grupo salafista Ansar al-Charia

Un coche se quema cerca del cuartel de los salafistas Ansar al-Sharia en bengasi.
Un coche se quema cerca del cuartel de los salafistas Ansar al-Sharia en bengasi. AFP

Centenares de habitantes de Bengasi, al este de Libia, se han rebelado este viernes contra las milicias armadas que imponen su ley en la ciudad y han conseguido echar al principal grupo extremista, de su cuartel general situado en el centro. Al menos 10 personas han muerto, entre ellos seis miembros de las fuerzas de seguridad libias, y otras 40 han resultado heridas durante los enfrentamientos.

Al grito de "la sangre de los mártires no ha sido derramada en vano", los manifestantes han entrado en el cuartel de los salafistas Ansar al-Charia, que ha sido saqueado e incendiado después. A continuación se han dirigido al cuartel general de la brigada Raf Allah al-Sahati, grupo islamista que depende del Ministerio de Defensa, donde han combatido alrededor de dos horas. Durante los enfrentamientos, al menos cuatro personas han fallecido y otras cuarenta han resultado heridas, según el balance facilitado por los tres hospitales de la ciudad.

Los asaltantes han entrado entonces en esa instalación militar, situada a 15 kilómetros de Bengasi en la región de Hawari, donde se han apropiado de armas, municiones y material informático, según informa un corresponsal de AFP.

Las autoridades libias han advertido entonces contra el "caos" y han llamado a los manifestantes a diferenciar entre las brigadas ilegítimas y las que están bajo la autoridad del Estado. En este sentido, el presidente de la Asamblea Nacional, Mohamed al-Megaryef, felicitó la reacción de la población contra las "brigadas sin legitimidad", pero ha llamado a los manifestantes a retirarse inmediatamente de los lugares ocupados por brigadas del Ministerio de Defensa, citando expresamente a Raf Allah al-Sahati.

Durante la jornada, decenas de miles de libios se habían manifestado de forma pacífica en Bengasi contra las milicias armadas, diez días después del ataque al consulado americano que costó la vida al embajador de los EE UU Chris Stevens y a otros tres ciudadanos.

Según algunos testigos, la presión de los manifestantes ha provocado que Ansar al-Charia  haya evacuado también el hospital de al-Jala, que estaba bajo su control. La policía militar ha podido tomar posesión del edificio inmediatamente. Al menos otras cuatro instalaciones públicas han sido abandonadas por las milicias con la llegada de los manifestantes.

Más información