_
_
_
_

Alemania lanza una redada masiva contra grupos neonazis

El Estado federado de Renania del Norte-Westfalia fue escenario este jueves del mayor operativo policial en contra de los grupos neonazis

La policía alemana confisca objetos de militantes de un movimiento neonazi en Juelich, oeste de Alemania.
La policía alemana confisca objetos de militantes de un movimiento neonazi en Juelich, oeste de Alemania.RALF ROEGER (AFP)

El Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado de Alemania, ha vivido hoy una jornada histórica y de enorme significación política, al convertirse en escenario del mayor operativo policial que hayan ordenado las autoridades de esta región contra los grupos neonazis. Más de 900 policías han registrado más de 140 viviendas y locales en varias ciudades de este land, situado al oeste de Alemania y uno de los más industrializados del país.

Más información
Alemania busca a neonazis por la muerte de nueve inmigrantes
El jefe del servicio secreto alemán dimite por los fallos para frenar a una banda nazi

En paralelo a la actuación policial, las autoridades han anunciado la prohibición de tres organizaciones neonazis y la confiscación de todos sus bienes. Las agrupaciones son Kamaradschaft Aachener Land, que operaba en Aquisgrán y en sus alrededores; así como Resistencia Nacional de Dortmund y Kamaradschaft Hamm.

Las tres organizaciones eran consideras por la policía como “violentas” e incluso el grupo que fue prohibido en Aquisgrán rozaba los límites con el terrorismo. Dos miembros de este grupo habían sido detenidos en mayo de 2010 en Berlín cuando la policía descubrió que tenían en su poder dos bombas artesanales repletas de clavos, que pensaban hacer estallar en una manifestación convocada para protestar contra los neonazis.

“Con el operativo hemos logrado abrir una gran brecha en la red de los neonazis y hemos tenido éxito en la destrucción de estructuras muy importantes”, ha afirmado el ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, al dar a conocer detalles de la operación y de la prohibición de los tres grupos neonazis, a los que ha calificado como “xenófobos, racistas y antisemitas”.

Los agentes revisaron
Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

El ministro también ha anunciado que la policía había descubierto más de un millar de afiches del partido neonazi NPD, en las oficinas que ocupaba el grupo Resistencia Nacional de Dortmund. Esto demuestra la estrecha relación que existe entre el NPD con los grupos violentos neonazis en el Estado”, añadió el ministro.

Solo en Dortmund, una ciudad con más de medio millón de habitantes y considerada por las autoridades federales como el bastión de los neonazis en el occidente del país, fueron registradas 93 viviendas. En Aquisgrán, Düren y Heinsberg, ciudades todas ellas más pequeñas, los agentes de la policía registraron otras 43 viviendas.

El operativo, que ha sido calificado por un portavoz de la policía como la más importante ofensiva realizada en el Estado federado contra los neonazis, también ha incluido registros en las cárceles, donde los agentes revisaron las celdas de los neonazis que cumplen condenas. Las autoridades han informado de que en los allanamientos, los agentes se habían incautado de armas de fuego, puños americanos, varas de acero plegables, cuchillos y palos de béisbol.

El despliegue policial contra los neonazis se ha iniciado a las seis de la mañana y ha concluido poco antes del mediodía. La acción, aparte de reducir las actividades de los neonazis en el land, también tenía como objetivo mostrar a la opinión pública alemana que las autoridades no volverán a cometer el error en el que incurrió la Oficina de Defensa de la Constitución de Turingia [servicios secretos], que fracasó en descubrir una serie de asesinatos cometidos por la célula Clandestinidad Nacionalsocialista integrada por tres fanáticos neonazis. El pequeño grupo asesinó a nueve extranjeros, la mayoría turcos, y a una agente de la policía entre los años 2000 y 2007. El escándalo obligó al máximo responsable de este organismo federal, Heinz Fromm, a presentar su renuncia la pasada primavera.

El Gobierno alemán anunció el pasado mes de julio su intención de reformar en profundidad los servicios secretos tras aquel escándalo, tal como anunció el ministro federal de Interior, Hans-Peter Friedrich. Los citados servicios de inteligencia no solo no alertaron de la existencia y de las actividades de Clandestinidad Nacionalsocialista, una célula neonazi muy peligrosa que actuó entre 1998 y 2011, sino que tras su descubrimiento destruyeron actas en las que se documentaba su presencia, como se pudo saber.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_