Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho muertos en un atentado con coche bomba en la ciudad turca de Gaziantep

Las autoridades acusan a la guerilla kurda, muy activa en las últimas semanas

 Un atentado con coche bomba ha sacudido esta tarde Gaziantep, en el sureste de Turquía, y ha causado al menos ocho muertos. A las 19.40 (una hora menos en la Península), la explosión del artefacto, colocado en un vehículo junto a la comisaría de policía ubicada en la concurrida calle de Karsiyaka, ha retumbado en el centro de la ciudad, de un millón y medio de habitantes. Unos segundos después del estruendo, una columna de humo negro se ha alzado sobre los edifcios de la zona norte de Gaziantep, hacia donde se han dirigido en un tiempo récord el ruido de las sirenas de policía y servicios de emergencia. El gobernador de la ciudad, Erdal Ata, ha responsabilizado del ataque al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), en la lista de grupos terroristas de la Unión Europea y Estados Unidos.

La policía ha acordonado y cortado el paso en un radio de cuatro bloques a cada lado del lugar en el que el vehículo ha hecho explosión. El atentado ha reventado los cristales de decenas de locales alrededor de la comisaría de policía y ha calcinado y reducido a un amasijo de hierros al menos dos microbuses y varios vehículos. Medio centenar de personas han resultado heridas, entre ellas, varios agentes de policía.

Bomberos y policías trabajan en la zona del atentado en el centro de Gaziantep. ampliar foto
Bomberos y policías trabajan en la zona del atentado en el centro de Gaziantep. AFP

En dirección contraria al punto en el que se han concentrando los servicios de emergencias y bomberos, varias decenas jóvenes varones se han organizado entre gritos de protesta y enfrentamientos con los agentes de seguridad de camino al centro más turístico de Gaziantep. Los gritos de los manifestantes, agrupados en la calzada central de la vía que conduce al castillo de la ciudad, iban dirigidos contra los independentistas kurdos.

El PKK, principal sospechoso del atentado en Gaziantep, tomó las armas hace 28 años bajo el mando de Abdalá Ocalan, ahora en prisión, y con el objetivo de crear una nación kurda en la zona sureste de Turquía. Gaziantep roza precisamente los límites de la región poblada por la etnia kurda, repartida entre el país, Irak, Siria e Irán. En las últimas semanas, los enfrentamientos entre los milicianos kurdos y el Ejército turco han dejado varias decenas de muertos. No obstante, la principal vía de entrada de los rebeldes del PKK nace en Irak. La guerra en Siria y el vacío de poder en el Gobierno de Damasco ha hecho temer que la porosa frontera turca sirva de paso hacia los kurdos de Siria. Gaziantep está a unos 70 kilómetros de territorio sirio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >