Egipto flexibiliza temporalmente la entrada de los palestinos de Gaza

Hasta ahora los gazatíes que aterrizaban en el aeropuerto de El Cairo eran deportados o montados en un autobús y conducidos directamente hasta el paso fronterizo de Rafah

Palestinos esperan el autobús de Gaza a Egipto a través de Rafah en agosto de 2009.
Palestinos esperan el autobús de Gaza a Egipto a través de Rafah en agosto de 2009.Khalil Hamra (AP)

Los palestinos de la Franja de Gaza que lleguen a Egipto sin visado podrán permanecer en el país hasta tres días, según anunció este lunes el Embajador egipcio en Ramala, Yasser Othman. Esta medida beneficiará especialmente a los hombres de edades comprendidas entre 18 y 40 años, que únicamente podían cruzar al país vecino con un permiso especial expedido por las autoridades egipcias y eran vigilados por la Policía hasta que abandonaban el país.

El anuncio llega horas después de que las autoridades de Egipto desmintieran la información publicada esta mañana por la agencia de noticias Associated Press en la que se informaba de que el gobierno del nuevo presidente, Mohamed Morsi, había levantado completamente las limitaciones de entrada al país para aquellos palestinos que intentaran entrar sin visado, citando fuentes en el aeropuerto de El Cairo.

Esta información generaba una gran confusión entre las fuerzas de seguridad egipcias. De hecho, varios de sus oficiales se negaban aparentemente a aplicar esta nueva medida argumentando razones de seguridad nacional, dado que los palestinos siempre han sido vistos con recelo en el país vecino, especialmente desde que Hamás se hiciera con el poder en junio de 2007.

En cambio, otros funcionarios del aeropuerto permitieron la entrada de al menos siete palestinos según el nuevo criterio, que les concede un libre tránsito de 72 horas, durante las que podrán disponer de su tiempo sin ser vigilados por los servicios de seguridad. No obstante, el jefe de la delegación diplomática egipcia en Ramala ha confirmado que seguirán necesitando la expedición de un visado para poder entrar en el país. Otros oficiales de gobierno egipcio aseguraban tiempo después que la política de entrada al país continúa siendo la misma, tanto en el aeropuerto de El Cairo como en el paso fronterizo de Rafah.

La mayoría de los palestinos no pueden salir de la Franja, territorio bajo bloqueo israelí desde hace 5 años, cuando el movimiento islamista Hamás se hizo con su control efectivo. Entonces, Egipto impuso igualmente un bloqueo auspiciado por el Cuarteto de Oriente Medio (EE UU, UE, ONU y Rusia) y sólo aliviado parcialmente en 2010 cuando el depuesto Hosni Mubarak permitió con grandes restricciones la entrada de palestinos en el país, aunque manteniendo el embargo comercial a la Franja.

Desde que el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Morsi, ganara las elecciones presidenciales egipcias, se han sucedido las voces en el seno de su partido que piden el levantamiento total del bloqueo egipcio a Gaza. El pasado jueves celebró su primer encuentro con una delegación de Hamás, encabezada por el líder de su politburó, Jaled Meshal. El palestino calificó la elección del líder de los Hermanos Musulmanes como un acontecimiento clave para “el comienzo de una nueva era entre Egipto y los palestinos”. Una reunión que se extendió hasta casi las dos horas, el doble de tiempo de lo que duró el encuentro que Morsi sostuvo un día antes con el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Fuentes de la Franja de Gaza informan de que la entrada este lunes de los palestinos en Egipto sin necesidad de permiso se enmarca dentro de un paquete de medidas que Morsi piensa presentar al líder de Hamás en la Franja de Gaza, Ismael Haniyah, que tiene previsto visitar Egipto a finales de esta semana. Se espera que ambos líderes discutan asuntos como el estancado acuerdo de reconciliación entre Al Fatah y Hamás, las negociaciones de paz con Israel o la libre entrada de gas y combustible en la Franja, territorio que sufre su peor crisis energética desde que su única central eléctrica tuviera que interrumpir el suministro por falta de combustible.

Por otra parte, miembros de Hamás acusaron la semana pasada a Israel y a Egipto de impedir la llegada de 30 millones de litros de carburante procedentes de Catar, un envío que fue postergado por “razones técnicas”, según afirmó el responsable de la Autoridad Palestina para el abastecimiento de Gaza, Raed Fatuh.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción