Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segunda cadena perpetua para Ben Alí, por la muerte de 43 manifestantes en 2011

El régimen del expresidente tunecino reprimió con violencia una serie de manifestaciones en el norte del país durante la Primavera Árabe, dejando 43 muertos y 97 heridos

Ben Alí huyó a Arabia Saudí en enero de 2011 como consecuencia de las revueltas populares

Imagen de archivo tomada el 13 de diciembre de 2010 del ex presidente tunecino Zine al-Abidine Ben Ali en el aeropuerto de Túnez.
Imagen de archivo tomada el 13 de diciembre de 2010 del ex presidente tunecino Zine al-Abidine Ben Ali en el aeropuerto de Túnez. EFE

Un tribunal militar de Túnez ha condenado en rebeldía a cadena perpetua al expresidente tunecino, Zine el Abidine Ben Alí, por su responsabilidad en la muerte de 43 manifestantes durante las revueltas populares que acabaron con su régimen en enero de 2011, ha informado el juez.

El tribunal también ha juzgado a unos cuarenta responsables del régimen del presidente depuesto. El general Alí Seriati, exjefe de la seguridad presidencial, ha sido condenado a 20 años de cárcel, y el exministro del Interior, Rafik Belhaj Kacem, a 15 años.

Ahmed Friaa, que fue designado ministro del Interior poco antes de la huida de Ben Alí, ha sido absuelto.

Las familias de las víctimas han mostrado su indignación con estas sentencias que consideran demasiado indulgentes. Leila Haddad, abogada de las víctimas, ha afirmado que las recurrirán.

Los excargos del régimen han sido juzgados por su responsabilidad en la represión de las manifestaciones ocurridas en la gobernación de Túnez y otras ciudades del norte del país, durante la Primavera Árabe. La actuación del Gobierno causó la muerte de 43 manifestantes y dejó unos 97 heridos.

Más de 300 tunecinos murieron durante el alzamiento popular que comenzó el 17 de diciembre de 2010 y finalizó con el derrocamiento y la huida de Ben Alí hacia Arabia Saudí, el 14 de enero de 2011. El Gobierno tunecino está afrontando críticas por no haber logrado convencer a Arabia Saudí de que entregue a Ben Alí y a su esposa, Leila Trabelsi, para que sean sometidos a juicio.

Ben Alí ya ha sido condenado a duras penas de cárcel en distintos casos relacionados con la represión de las revueltas populares del año pasado. En junio de 2012, el tribunal militar de El Kef (noroeste de Túnez) ya lo condenó a perpetuidad por reprimir otras manifestaciones.

Más información