Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía mata a cuatro manifestantes secesionistas en el sur de Yemen

Las muertes ocurrieron en dos marchas por el aniversario del asalto que puso fin a la guerra civil

Un manifestante, en la marcha celebrada en Saná.
Un manifestante, en la marcha celebrada en Saná. EFE

Cuatro manifestantes han muerto y una veintena han resultado heridos en Yemen por disparos de las fuerzas de seguridad contra una marcha separatista en Adén, al sur del país, según los líderes de la protesta. Las autoridades aseguran, sin embargo, que los manifestantes atacaron a miembros de las fuerzas de seguridad y policías.

Uno de los manifestantes falleció tras recibir un disparo de un francotrador cuando se dirigía, junto a varios cientos más de manifestantes, hacia una plaza del barrio de Mansura, en Adén, ha explicado Husein Zaid bin Yahya, líder del grupo convocante, Movimiento Sureño. Cinco más resultaron heridos por estos disparos.

"Un segundo manifestante se encuentra en estado crítico por una herida de bala" y cuatro más recibieron sendos disparos cuando las fuerzas de seguridad y el Ejército bloquearon el paso a la marcha, según Bin Yahya.

Fuentes oficiales, en cambio, sostienen que "elementos armados" dispararon contra los policías y militares desplegados, pero no han podido confirmar que haya un fallecido.

La manifestación había sido convocada para recordar el aniversario del asalto militar de Adén por parte de fuerzas militares procedentes de Saná, en 1994. Esta acción puso fin a la breve guerra civil entre secesionistas, partidarios de restaurar el Estado de Yemen del Sur, que hasta la unificación de 1990 tuvo su capital en Adén.

Por otra parte, en la localidad de Saiun, en la región de Hadramut (sureste) un hombre ha muerto y tres más han quedado heridos por disparos de efectivos de la seguridad estatal durante una manifestación convocada también para recordar este aniversario, según Movimiento Sureño. A este respecto, el Estado mantiene que las fuerzas de seguridad respondieron a los ataques de manifestantes contra comercios propiedad de yemeníes del norte del país.

El Ministerio de Defensa ya informó este viernes de un ataque con granadad y un tiroteo contra un edificio gubernamental en la provincia de Dalea, también en el sur del país. El Gobierno ha informado también de que ha sido desactivado un artefacto explosivo colocado ante una sede de la agencia tributaria yemení en Adén.