Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

François Fillon se postula para dirigir la UMP

El ex primer ministro se enfrentará a Copé por el liderazgo de la derrotada derecha francesa

El ex primer ministro francés François Fillon.
El ex primer ministro francés François Fillon. AFP

La lucha fratricida por liderar la Unión por un Movimiento Popular (UMP), el partido de centroderecha presidido por Nicolas Sarkozy, ha empezado ya. El exprimer ministro François Fillon ha anunciado que será candidato a la competición de forma oficial. Y lo ha hecho de una manera muy parisiense: a través de su cuenta en Twitter y con una entrevista al Journal de Dimanche. Su objetivo, ha dicho Fillon, es “unificar a todas las familias del centro y la derecha”, aunque en principio su candidatura dividirá al partido en dos, o quizá tres grandes corrientes: la suya, la de quienes prefieren a Jean-François Copé, actual secretario general, y la de los partidarios de Alain Juppé, exministro de Exteriores, aunque estos dos todavía no han declarado si serán o no aspirantes.

A pesar de haber permanecido a la sombra de Nicolas Sarkozy durante los cinco últimos años, Fillon es uno de los políticos más populares de Francia, y su moderación parece haber sobrevivido al giro derechista impuesto durante la campaña electoral por el presidente a la postre derrotado en las presidenciales, aunque Fillon ha afirmado que asume “todas las posturas e ideas” que defendió su exjefe. Fillon trata de erigirse así en el continuador de la política de Sarkozy, acusado por algunos dirigentes de haber exagerado el tono populista.

El proceso de renovación de los post-gaullistas, que han visto cómo se les escapaba en solo un mes el poder en el Elíseo, Matignon y la Asamblea Nacional, debe culminar con un congreso en noviembre, pero la candidatura oficial de Fillon abre la batalla personal antes que la ideológica. La declaración de aspirantes tendrá lugar en septiembre, y la elección final se hará por votación a dos vueltas entre los 250.000 militantes del partido, salvo sorpresa.

Además de la jefatura del partido, el congreso decidirá quién es el jefe de la oposición y por tanto el candidato a las presidenciales de 2017. De momento, Copé ha ganado la lucha por la presidencia del Grupo Parlamentario, adjudicada a Christian Jacob frente a Xabier Bertrand, entre continuas broncas y tomas de posición de los coroneles.

Solo Alain Juppé se ha mantenido al margen, jugando su papel de tapado: “Esta competición es a la vez inútil y peligrosa”, ha dicho, y ha pedido al partido que abre un proceso de primarias para las presidenciales en 2016, prometiendo que él no se postulará.