Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos varios periodistas rusos por su apoyo a un compañero amenazado

El director de 'Novaya Gazeta' asegura que el jefe del comité de investigación amenazó la vida de su redactor Alexandr Sokolov

Varios periodistas rusos fueron detenidos brevemente el martes cuando manifestaban su solidaridad con Alexandr Sokolov, un colega del periódico Novaya Gazeta, que, según el director de esta publicación, ha tenido que ser enviado al extranjero por razones de seguridad después de que el jefe del Comité de Investigación, Alexandr Bastrykin, “amenazó su vida”. Los periodistas, entre los cuales se encontraban cuatro colegas de la emisora El Eco de Moscú, participaban en un piquete frente a sede del Comité de Investigación. Los detenidos fueron conducidos a la policía y liberados tras una amonestación, sin que les fuera aplicada la nueva legislación contra los mítines.

El caso que afecta a Sokolov, el vicedirector de Novaya Gazeta, era objeto de una carta abierta destinada a Bastrykin y escrita por Dmitri Murátov, director del periódico. En la misiva, difundida el martes, Murátov pide explicaciones a Bastrykin sobre una supuesta conversación en la que el alto funcionario habría amenazado a Sokolov en un forzado paseo nocturno por el bosque.

Cuenta Murátov que Bastrykin estaba muy insatisfecho por un artículo de Sokolóv que había valorado de forma muy negativa la actuación de los órganos de orden público en el norte del Cáucaso. El alto funcionario invitó al periodista a una reunión en Nálchik, en la región de Kabardino-Balkaria, y, pese a las excusas dadas por Sokolov, lo echó de la reunión. Tras retornar en avión a Moscú, los escoltas de Bastrykin metieron al periodista en un coche y “lo llevaron a un bosque de los alrededores de Moscú”. Allí, siempre según Murátov, Bastrykin pidió a los escoltas que se marcharan y, al quedarse a solas con Sokolov, se manifestó de forma “extremadamente expresiva” sobre temas como la política editorial de Novaya Gazeta y la asesinada Anna Politkóvskaya (que pertenecía a la redacción de esta publicación), además de “amenazar” la vida del periodista, bromeando sobre ello.

Murátov pide garantías para la seguridad de su colaborador en un texto que causó preocupación en la comunidad periodista de Moscú. Varios conocidos profesionales rusos se dirigieron a la sede del Comité de Investigación donde participaron en un piquete de protesta, siendo detenidos y llevados en un autobús a una comisaría de policía. Entre los detenidos, estaba el subdirector de El Eco de Moscú, Vladímir Varfoloméev, que llevaba un cartel con el texto: “¿Es el paseo por el bosque su método?”, Olga Bychkova, Natella Boltiánskaya, Alina Grebnéieva, y otros. Una vez liberados, los periodistas formaron un nuevo piquete frente al Comité de Investigación. Otros profesionales de la prensa se unieron a ellos durante la tarde.

Bastrykin, que fue compañero de Putin en la facultad de Derecho de San Petersburgo, no había respondido hasta anoche a las acusaciones de Murátov. En declaraciones al servicio ruso de la BBC, Murátov dijo que se había visto obligado a publicar la carta abierta, puesto que sus insistentes peticiones de una reunión con Bastryskin habían sido denegadas. El Comité Investigador fue creado en 2007 para concentrar funciones de investigación criminal que antes eran ejercidas por la Fiscalía del Estado. Es el encargado de las pesquisas sobre el asesinato de Politkóvskaya y también el órgano responsable de los registros en casa que se han registrado en los últimos días en los domicilios de los líderes de la oposición. El portavoz de Prensa de Putin, Dmitri Peskov, manifestó que Putin conoce el contencioso entre Novaya Gazeta y la institución dirigida por Bastrykin