Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN mata al jefe de operaciones de Al Qaeda en Afganistán

Sajer el Taifi, muerto el domingo en un ataque aéreo, se encargaba de adiestrar a combatientes extranjeros y del suministro de armamento

El número dos de Al Qaeda para las operaciones militares en Afganistán, Sajer al Taifi, murió durante el fin de semana en un ataque aéreo de la OTAN en una región fronteriza con Pakistán, según ha informado la propia alianza. También conocido por los apodos de Mushtaq y Nasim, este responsable de la organización terrorista se encargaba de dirigir a los insurgentes extranjeros que acuden a Afganistán y de los ataques contra las fuerza de la OTAN y de Afganistán.

Sajer al Taifi viajaba frecuentemente entre Pakistán y Afganistán para transmitir órdenes de los máximos líderes de la organización, para suministrar armamento y equipos a los insurgentes y para introducir a combatientes en territorio afgano. El domingo, falleció en la provincia de Kunar junto a otro militante de Al Qaeda.

En mayo de 2011, un comando de fuerzas de élite de Estados Unidos logró localizar y matar al propio Osama bin Laden en Abbotabad, una ciudad paquistaní muy cercana a la capital, Islamabad. Y un mes después un ataque desde un avión espía estadounidense mató en la región tribal de Waziristán del Sur a Ilyas Kashmiri, el comandante paquistaní más importante de Al Qaeda.