Obama celebra el Día de los Caídos en clave electoral

Los candidatos tratan de atraer el voto de los veteranos, favorable a Romney según las encuestas

 Obama en la ceremonia del Día de los Caídos en el cementerio de Arlington.
Obama en la ceremonia del Día de los Caídos en el cementerio de Arlington.Kristoffer Tripplaar (EFE)

Con puntualidad castrense –once de la mañana hora local- y bajo un sol que caía a plomo sobre las 300.000 tumbas que alberga el cementerio de Arlington (Virginia), así hizo su aparición Barack Obama en la Tumba del Soldado Desconocido para honrar a los miles de militares estadounidenses fallecidos en las guerras en la que ha tomado parte el país. En la cuarta ocasión en la que celebra el Día de los Caídos como Comandante en Jefe del Ejército más poderoso de la tierra, el presidente de Estados quiso honrar especialmente a los que dejaron su vida en la Guerra de Vietnam, cuyo 50 aniversario se conmemora este año.

El público espera en la Tumba del Soldado Desconocido.
El público espera en la Tumba del Soldado Desconocido.E.S.E.

“Desde las junglas de Vietnam hasta las montañas de Afganistán, ellos dieron un paso adelante y respondieron a la llamada de su país”, declaró un Obama serio. El presidente aprovechó su discurso para recordar que “por primera vez en nueve años los americanos no están luchando y muriendo en Irak”. Una declaración que suscitó el aplauso de un público heterogéneo en el que se mezclaban veteranos de la Segunda Guerra Mundial, soldados con sus uniformes de gala o meros visitantes con abanicos improvisados para aliviar el calor húmedo del último lunes de mayo. En plena campaña por la reelección, Obama quiso recalcar sus éxitos en Irak y la pronta finalización de la campaña en Afganistán. “Nuestras tropas van a seguir regresando a casa. Puedo prometer que no las volveré a mandar al extranjero salvo que sea absolutamente necesario y con una misión clara que cuente con el apoyo de toda la nación”, concluyó, de nuevo, entre la aclamación de los presentes.

Los veteranos pueden convertirse en una baza electoral a tener en cuenta de cara a los comicios de noviembre. Este lunes, una encuesta elaborada por Gallup otorga el 58% de su apoyo al candidato republicano, Mitt Romney, frente al 34% que respaldaría al actual presidente. Obama ya perdió el voto de los excombatientes en las elecciones de 2008. Entonces, el 54% se decantó a favor del candidato republicano John McCain, un piloto de la Marina que pasó cinco años prisionero en Vietnam.

Precisamente, Romney conmemoró el Día de los Caídos junto a McCain en San Diego, donde residen muchos veteranos de guerra. La jornada será festiva en EE UU pero los equipos de los candidatos no descansan. El lunes, la campaña del candidato republicano emitió un nuevo anuncio en el que el exgobernador de Massachusetts agradece el esfuerzo de los soldados estadounidenses. “Vamos a mantener a América fuerte y merecedora del gran sacrificio que han hecho por ella los veteranos y los jóvenes que cada día se juegan su vida por nosotros”, se oye decir a Romney.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El del político republicano no es el primer anuncio que presenta a los militares como protagonistas. La semana pasada, la campaña de Obama también emitía otro en el que el presidente agradecía el esfuerzo de los soldados que ayudaron a dar caza y muerte a Osama bin Laden. En su discurso de graduación de la Academia del Aire del 23 de mayo, también incidió en la importancia de los veteranos.

Paro y subsidios

La falta de empleo de los soldados que vuelven de las guerras de Irak y Afganistán es uno de los ejes sobre los que Romney hace pivotar sus críticas a la política de Obama para con los excombatientes. Muchos de ellos fueron a la guerra dejando en su país una situación económica muy distinta de la que se han encontrado al regresar del frente. Un estudio publicado en marzo por la Oficina de Estadística Laboral indicaba que el 12,1% de los veteranos que se incorporaron a filas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 está en el paro 10 años después. La mayoría del desempleo se concentra en Estados que no tienen decantado su voto (swing States), como Florida, con 1,6 millones de excombatientes en paro, Pensilvania, con cerca de un millón, o Virginia y Carolina del Norte, con 800.000 respectivamente, según datos de la Administración de Veteranos recogidos por AP.

Al desempleo hay que sumar la alta tasa de soldados que reclaman indemnizaciones por las heridas físicas o psicológicas

Al desempleo hay que sumar la alta tasa de soldados llegados de las últimas guerras de Irak y de Afganistán que reclaman indemnizaciones por las heridas físicas o psicológicas sufridas en el frente. El 45% de los 1.600 millones de veteranos de las contiendas en ambos países asiáticos han solicitado algún tipo de compensación económica. Solo el 21% de los excombatientes de la Primera Guerra del Golfo en 1990 han reclamado ayudas, según el Departamento de Asuntos de Veteranos.

En su último discurso semanal, Obama reclamaba la necesidad de asegurarse de que “todos los veteranos tienen su seguro médico y los beneficios que le corresponden; que no les falta nada a nuestros soldados heridos ni a sus familias; que tienen la oportunidad de ir a la universidad, encontrar un empleo y disfrutar de la libertad por cuya protección han arriesgado todo”. Los exsoldados se lo recordarán en noviembre.

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS