Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Seguridad condena por unanimidad la matanza de Hula

La declaración pone en evidencia el grado de aislamiento en el que ha quedado El Asad

Imagen de la morgue de Hula distribuida por la oposición siria.
Imagen de la morgue de Hula distribuida por la oposición siria. AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó este domingo por unanimidad, es decir, con el respaldo de Rusia y China, la matanza ocurrida en Hula, lo que deja al régimen sirio sin los que habían sido hasta ahora sus principales aliados internacionales y pone en evidencia el grado de aislamiento en el que ha quedado el presidente Bachar el Asad.

El Consejo de Seguridad condena por unanimidad la matanza de Hula

Aunque la declaración del Consejo de Seguridad no tiene la categoría de resolución y, por tanto, no tiene efectos que vinculen obligatoriamente a sus miembros, es la más fuerte expresión de rechazo que este organismo ha producido hasta el momento con la aprobación de Rusia, que había vetado desde el comienzo de la crisis en Siria cualquier intento de una intervención internacional en ese país.

En esa ocasión, pese a que no fue fácil obtener la luz verde del representante ruso, la matanza de Hula ha provocado una conmoción de tales proporciones que ni siquiera los intereses estratégicos que Rusia tiene en juego en Siria han servido para evitar una condena.

La declaración suscrita por los 15 miembros del Consejo condena el uso de tanques artillería pesada contra la población civil y reclama que los culpables de tal atrocidad respondan ante la justicia.

Durante todo el día de debates en la sede del Consejo en Nueva York, los representantes rusos pusieron en duda las versiones que culpan al Gobierno sirio de lo sucedido en Hula y reclamaron más pruebas antes de respaldar una condena. Fue, finalmente, la intervención del propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y del enviado especial de la organización a Siria, Kofi Annan, lo que consiguió doblegar la resistencia de Rusia. Ambos coincidieron en que el ataque de Houla había sido “una flagrante violación de las leyes internacionales”.

Annan tiene previsto viajar este lunes a Siria, dentro de su misión mediadora, en un momento en que parece haberse acelerado de forma significativa la movilización de la comunidad internacional para tratar de poner fin a una crisis que se prolonga por más de un año y se ha cobrado ya miles de muertos.