Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia convoca elecciones en pleno auge de los partidos extremistas

Las encuestas prevén un voto muy fraccionado y la entrada en el Parlamento de entre 7 y 9 grupos

Una mujer pasa frente a un contenedor de basura con una pintada que dice: "Vote aquí". Ampliar foto
Una mujer pasa frente a un contenedor de basura con una pintada que dice: "Vote aquí". AP

Grecia celebrará elecciones generales anticipadas el próximo 6 de mayo. El anuncio de la convocatoria, tras más de dos meses de especulaciones, y el hecho de que la campaña vaya a ser tan corta como bronca, son las únicas certezas que hoy tienen los griegos, que tras la misión técnica del primer ministro en funciones, Lukas Papademos, se asoman al abismo de la ingobernabilidad.

El más que previsible fin del bipartidismo (la alternancia de conservadores y socialistas, vigente desde la instauración de la democracia en 1974); la fragmentación de la Cámara en una decena de grupos (frente a los 4 o 5 tradicionales), y el ascenso de la extrema izquierda y la extrema derecha son algunos indicios de lo que pueden deparar los primeros comicios desde el inicio de la crisis, a comienzos de 2010. En juego no está solo la composición del Parlamento, sino, sobre todo, la continuidad de la política que apuntala los impopulares rescates: una victoria de los partidos contrarios a estos daría al traste con la viabilidad de Grecia en la eurozona.

Papademos ha comunicado hoy al presidente del país, Karolos Papulias, su decisión de convocar elecciones. “La disolución de la Cámara no significa disolución del Gobierno. Los principales objetivos [de este] han sido alcanzados”, advirtió el jefe del Ejecutivo, el tecnócrata elegido en otoño para garantizar la entrega efectiva del primer rescate, de 110.000 millones de euros, y amarrar el segundo, de 130.000, y que en febrero -fecha inicial prevista para la consulta- pidió más tiempo para acometer reformas que salvasen al país de la quiebra.

Gane quien gane en mayo, con el país abismado en el cuarto año de recesión -la peor coyuntura económica desde la II Guerra Mundial-, la principal incógnita es, para Bruselas, conocer el respaldo político que logra en las urnas la amplia contestación social a la intervención del país por la troika (Fondo Monetario Internacional, Unión Europea y Banco Central Europeo).

En declaraciones al semanario alemán Der Spiegel, el exministro de Economía y actual líder socialista, Evánguelos Venizelos, no descartaba el pasado fin de semana que Grecia debiera recurrir a un tercer rescate, lo que en Europa se interpreta como expresión de un temor bien fundado. Grecia deberá recortar 11.000 millones de euros adicionales entre 2013 y 2014 para seguir recibiendo ayuda, según el FMI.

Los dos principales partidos, la conservadora Nueva Democracia (ND) y el socialista Pasok -socios en el Ejecutivo de coalición en funciones, y los únicos partidarios de los rescates-, han recuperado cierto terreno en las encuestas de intención de voto. ND podría llegar al 24% de los votos (6 puntos más que en febrero), mientras que el Pasok acariciaría el 16% (el doble que entonces, pero muy lejos del 43% de 2009), según una encuesta publicada el domingo en el diario Proto Thema.

Ninguno podría formar gobierno en solitario, y una nueva coalición sería la opción más plausible, sobre todo para Bruselas. En total, nueve partidos -de los comunistas prosoviéticos del KKE al ultra Aurora Dorada- superarían el 3% necesario para entrar en el Parlamento.

Este último grupo, claramente fascista -es partidario de expulsar a los extranjeros y de perseguir a los gais, a los que considera “una anomalía”-, podría incluso superar el 5% de los sufragios y coaligarse con el ultranacionalista Laos, cuarta fuerza parlamentaria (y hasta hace dos meses, tercer socio del Gobierno). Aurora Dorada, con un discurso xenófobo y antisemita, tiene activas en el centro de Atenas milicias al estilo de los camisas negras mussolinianos a las que se relaciona con agresiones a extranjeros; su líder, Nikos Mijaloliakos, logró ser elegido concejal en Atenas en 2010.

Por eso, la precampaña ha dado últimamente un giro populista, hacia el fenómeno de la inmigración y la inseguridad ciudadana, aunque la ofensiva xenófoba no es monopolio de los partidos ultras. El Ministerio de Protección Ciudadana (Orden Público) ha emprendido redadas masivas de indocumentados; más de 2.000 habían sido detenidos en Atenas hasta el pasado 30 de marzo. ND y PASOK apoyan la demostración de fuerza, que pasa por relacionar inmigración “con microcriminalidad”, según fuentes del citado ministerio, el incremento de la delincuencia común en zonas urbanas degradadas por la crisis. Mientras tanto, el Parlamento aprobaba el lunes ayudas por valor de 30 millones de euros para financiar a los partidos.

Composición del Parlamento griego

M.A. S-V.

Al 12 de febrero de 2012 (40 parlamentarios socialistas y conservadores abandonaron sus grupos en protesta por el plan de ajuste que se votaba ese día en la Cámara):

Partidos a favor de los rescates:

  • Pasok (socialistas, 133 diputados frente a 160 en 2009). Líder: Evánguelos Venizelos
  • Nueva Democracia (centro-derecha, 62 diputados). Antonis Samarás

Partidos contrarios a los rescates:

  • KKE (partido comunista, de inspiración prosoviética; es el grupo que menos transformaciones ha sufrido de todos los que componen la Cámara; 21 diputados). Aleka Papariga
  • Laos (derecha populista nacionalista, fue socio de Gobierno de Pasok y ND hasta febrero; 16 diputados). Yorgos Karatzaferis
  • Syriza (coalición de izquierda radical, 9 diputados). Alexis Tsipras
  • Izquierda democrática (escisión de los partidos de izquierda, 10 diputados). Fotis Kuvelis
  • Independientes (exsocialistas, exizquierdistas y ex-ND):33

Sin representación parlamentaria:

  • Aurora Dorada (fascista), puede lograr el 5% de los votos el 6 de mayo, según sondeos de intención de voto