Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición acusa a Sarkozy de poner en escena un 'show' antiterrorista

La principal crítica es que el candidato-presidente ha instrumentalizado las operaciones policiales a su favor y con gran repercusión mediática

Un detenido en la redada antiterrorista en Roubaix.
Un detenido en la redada antiterrorista en Roubaix. EFE

La oposición a Nicolas Sarkozy ha criticado este martes una supuesta instrumentalización política por parte del presidente-candidato de la respuesta policial a los atentados cometidos por Mohamed Merah en Toulouse y Montauban hace dos semanas. El Partido Socialista, el Frente Nacional y el centrista MoDEM de François Bayrou censuran “las formas publicitarias”, la “puesta en escena” y “el momento” elegido para desmantelar las supuestas redes islamistas.

En apenas unos días, el ministerio del Interior ha efectuado tres operaciones: una veintena de arrestos, el 30 de marzo; cinco órdenes de expulsión de líderes religiosos y presuntos radicales, el 2 de abril, y una decena de detenciones más, el miércoles. Todas ellas se han realizado bajo un gran despliegue de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión porque Interior comunicó las redadas a los medios la víspera por la noche para darles mayor impacto. Según interpreta Le Canard enchaîné, se trata de una “modesta operación antiterrorista y de una gran operación mediática” diseñada con la idea de que Nicolas Sarkozy “luzca mejor su pose de presidente protector” en plena campaña.

La ola de arrestos y expulsiones, según afirman diversos magistrados y policías al semanario satírico, fue “acelerada” por deseo de la fiscalía y del jefe de los servicios secretos interiores (CDRI), Bernard Squarcini, ambos fieles servidores del ex ministro del Interior y actual presidente. Le Canard enchaîné subraya que el entorno presidencial ha intentado minimizar el hecho de que Mohamed Merah estuviera fichado desde 2007 por la CDRI como un “miembro del movimiento islamista internacional”, y añade que el presidente ha exagerado el alcance de las detenciones posteriores cuando afirmó en la radio que los arrestados tenían en su poder fusiles Kalashnikov sin mencionar que las armas estaban inutilizables.

El candidato centrista François Bayrou ha censurado las operaciones antiterroristas que se realizan ante las cámaras: “Que el Estado asuma su responsabilidad poniendo bajo control o prohibiendo grupos sospechosos está bien. Que esto se haga delante de periodistas convocados y de las cámaras lo encuentro más sorprendente”. El exministro Philippe Douste-Blazy ha añadido que le parecen “extraños” los múltiples arrestos cerca de la primera vuelta de las elecciones. Y François Hollande, principal rival de Sarkozy, bastante más prudente, ha afirmado: “No pongo en duda lo que se hace. Pero simplemente digo que quizá habríamos debido hacerlo mucho antes. Siempre es mejor la prevención”.