Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Senegal asume su derrota electoral antes de conocer los resultados

El cambio en el Gobierno acaba con el temor de una crisis de graves consecuencias

Los opositores a Wade celebran en las calles los resultados.
Los opositores a Wade celebran en las calles los resultados. AFP

El presidente senegalés, Abdoulaye Wade, ha llamado a su rival, Macky Sall, para felicitarle por su victoria en la segunda ronda electoral sin esperar la publicación de los resultados, ha informado la Radio Televisión Senegalesa (RTS). Según la RTS, Wade lo llamó tras conocerse las primeras tendencias de voto, que otorgan una nítida ventaja a Sall. Unos cinco millones de electores estaban llamados a las urnas para resolver el empate entre Wade y Sall, los dos candidatos más votados de la primera ronda celebrada el 26 de febrero. Según los primeros resultados que publican los canales y las emisoras de radio locales, Macky Sall se perfila como vencedor con una amplia mayoría.

Tras anunciarse la llamada telefónica de Wade a quien fuera su exprimer ministro, miles de seguidores de Sall han salido a las calles en varios barrios de la capital para manifestar su alegría. Tomaron por asalto la sede de campaña ubicado en el barrio periférico de Scatt Urbam y se sumaron a las manifestaciones de alegría que prosiguieron hasta bien avanzada de la noche.

El gesto de Wade ha provocado una sensación de alegría y alivio en el seno de la población senegalesa. Con estos resultados se acaban los temores de una crisis postelectoral con consecuencias graves para el futuro de Senegal. Las protestas contra la tercera candidatura de Wade desembocaron el pasado mes de enero en actos de violencia que causaron al menos ocho muertos y decenas de heridos en enfrentamientos entre seguidores de la oposición y fuerzas de seguridad.

Macky Sall, ingeniero de 52 años, que ahora se convierte en el cuarto presidente de la república, abandonó en 2008 el Partido Democrático Senegal por las profundas discrepancias con Wade y creó su propio grupo, la Alianza para la República, y se presentó en las elecciones presidenciales bajo la bandera de la coalición Macky 2012, integrada por decenas de partidos y asociaciones de la sociedad civil.

En la segunda ronda Sall, que obtuvo el 26,6% de los votos en la primera vuelta frente al 34,8% de su contrincante, se benefició del apoyo de los 12 candidatos derrotados de la primera ronda, con los que formó una nueva coalición denominada Benno Bokk Yakaar (Unidos en la misma esperanza, en lengua nacional wolof).