Un candidato leal a Pekín gana las elecciones en Hong Kong

Leung Chun-ying, un antiguo consejero gubernamental y consultor inmobiliario con fuertes conexiones con el Gobierno chino, ha obtenido la mayoría de votos

El nuevo presidente de Hong Kong (China), Leung Chun-ying (derecha).
El nuevo presidente de Hong Kong (China), Leung Chun-ying (derecha).EFE

Pekín ha vuelto a ganar las elecciones en Hong Kong. Leung Chun-ying, un antiguo consejero gubernamental y consultor inmobiliario con fuertes conexiones con el Gobierno chino, ha vencido en la votación al cargo de jefe ejecutivo de la ex colonia británica celebrada hoy, tras una tensa campaña electoral que ha incrementado la presión sobre Pekín para que mantenga su promesa de permitir a todos los habitantes de Hong Kong que participen en las próximas elecciones, en 2017. Actualmente, la votación está restringida a un comité compuesto por 1.200 personas, gran parte de ellas simpatizantes con el Gobierno central.

Leung, de 57 años, sustituirá a Donald Tsang en julio tras haber logrado 689 de las papeletas. En segundo lugar, ha quedado Henry Tang, con 285 votos, y en tercero, el candidato prodemócrata Albert Ho, con 76.

Miles de personas se han congregado en el exterior del centro de convenciones situado junto a la bahía de Hong Kong, donde ha tenido lugar la elección, para exigir plena democracia y comicios libres en el territorio, que desde que fue devuelto por Reino Unido en 1997 funciona de forma semiautónoma.

Leung ha prometido “volver a unir” Hong Kong y proteger sus “derechos y libertades”, tras la división ocurrida en torno a los candidatos durante la campaña y el alto grado de descontento ciudadano que han generado las interferencias de Pekín para que sea designado su candidato deseado. “Durante los calores de la campaña, han surgido inevitablemente pasiones y se han hecho comentarios fuertes. Ahora que la competición ha acabado, es hora de volver a unir”, ha asegurado, informa Reuters. “Trabajaré con todo Hong Kong durante los próximos cinco años para garantizar que la elección del jefe ejecutivo por sufragio universal en 2017 funcione bien”.

Comparado con elecciones anteriores, en las cuales el candidato favorecido por el Gobierno chino llegó al cargo sin problemas, el proceso ha estado marcado en esta ocasión por el escándalo y las calumnias entre los dos principales candidatos. Henry Tang, perteneciente a una las familias ricas de Hong Kong, fue al principio el contendiente preferido por Pekín, pero las revelaciones sobre su infidelidad matrimonial y un escándalo sobre una construcción ilegal en un chalé de la familia convenció al Gobierno de la conveniencia de cambiar su apoyo a Leung y mover los hilos para que los miembros del comité de elección apoyaran a este, según algunas informaciones. El comité está repleto de hombres de negocios y miembros de la élite política que simpatizan con Pekín, lo que ha provocado la ira de muchos de los siete millones de habitantes de Hong Kong por la falta de transparencia y de un proceso de elección abierto.

Los orígenes humildes de Leung –es hijo de un policía- contrastan con los de Tang, heredero de una gran fortuna textil, aunque ambos son considerados figuras del sistema, favorables al Gobierno central. Donald Tsang y su predecesor, Tung Chee-hwa –el primer jefe ejecutivo del territorio tras la devolución por parte del Reino Unido-, fueron elegidos prácticamente sin oposición, tras recibir el visto bueno de Pekín.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La Universidad de Hong Kong ha llevado a cabo una consulta popular no oficial en Internet y en 17 estaciones móviles, en las cuales el 54% de los más de 220.000 electores han votado en blanco, en un claro rechazo a todos los candidatos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50