Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA CIVIL EN SIRIA

Al menos 27 muertos por un doble atentado en Damasco

Dos furgonetas cargadas de explosivos estallan frente a edificios sede de las fuerzas de seguridad

Hay más de un centenar de heridos

Foto de la agencia SANA de un edificio destrozado por el atentado.
Foto de la agencia SANA de un edificio destrozado por el atentado. AFP

Dos atentados han sacudido hoy el centro de Damasco. El Gobierno sirio, que cifró el número de víctimas en 27 muertos y 140 heridos, ha utilizado sus medios de comunicación para culpar a Arabia Saudí y Catar del “envío de terroristas” con fines desestabilizadores. La matanza se ha producido en vísperas de un nuevo intento mediador del enviado especial de la ONU, Kofi Annan.

Al menos 27 muertos por un doble atentado en Damasco

El régimen del presidente Bachar el Asad asegura desde el principio de la crisis que sus tropas combaten “terroristas patrocinados desde el extranjero”, con continuas menciones sobre la responsabilidad de Arabia Saudí y las demás monarquías petroleras del golfo Pérsico, y que la gran mayoría de la población respalda las operaciones represivas.

La oposición afirma por su parte que no hay terroristas en sus filas y que se ha visto obligada a armarse para defenderse de la brutalidad militar. Fuentes opositoras se declararon ajenas a los ataques de hoy  y, como tras los anteriores atentados en el centro de Damasco (23 de diciembre y 6 de enero), expresaron de nuevo la sospecha de que los propios servicios de seguridad del régimen podrían estar detrás de las acciones terroristas.

Al menos 27 muertos por un doble atentado en Damasco

Basma Kodmani, miembro del Consejo Nacional Sirio, un órgano que representa a la oposición en el exilio, declaró que los dos edificios atacados, la sede del espionaje de las fuerzas aéreas y una comisaría de policía, eran “fortalezas” a las que ningún coche-bomba podía acceder sin “un fuerte apoyo y complicidad por parte del aparato de seguridad del régimen”.

Atentados en Siria

  • 23 de diciembre de 2011. Al menos 44 muertos y 150 heridos por un doble atentado en el barrio de Kfar Suseh
  • 6 de enero de 2012. Al menos 26 muertos y 46 heridos por una explosión en la plaza de Midan, en el centro histórico de la capital
  • 10 de febrero de 2012. Al menos 28 muertos y más de 150 heridos en dos explosiones en Alepo

Según la televisión estatal y la agencia Sana, portavoces oficiosos del Gobierno, los atentados se realizaron con furgonetas cargadas de explosivos y en ellos participó al menos un suicida. Las dos explosiones se produjeron casi al mismo tiempo, una a las 7.30 de la mañana y la otra minutos más tarde, y causaron un número no determinado de víctimas civiles que transitaban por la zona.

La posibilidad de que Al Qaeda se haya sumado a la lucha contra el régimen sirio, dictatorial y muy cruel pero de tono laico y hasta ahora tolerante con la diversidad religiosa, tomó fuerza el mes pasado con un mensaje del egipcio Ayman al Zawahiri, sucesor de Osama bin Laden. En un vídeo difundido por Internet, Al Zawahiri convocó a “todos los musulmanes” a prestar apoyo a los rebeldes sirios. En Washington, una de las capitales más críticas con el presidente El Asad, los servicios de espionaje consideran “muy probable” que miembros de Al Qaeda y de otros grupos islamistas violentos se hayan infiltrado en Siria desde el vecino Irak.

El enviado especial de la ONU a Siria, Kofi Annan, ex secretario general de la organización, no ha conseguido por ahora ningún resultado en sus esfuerzos pacificadores y considera que existe un alto riesgo de que el conflicto desborde fronteras: “Tendemos a centrarnos en Siria, pero cualquier error de cálculo puede conducir a un rápido agravamiento [del conflicto] cuyo impacto en la región sería muy difícil de manejar”, declaró el viernes en Ginebra.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, un grupo opositor basado en Londres, aseguró que este sábado murieron cinco personas en Raca, una población del este del país, y que al menos una de ellas murió tiroteada por la policía durante el funeral de una persona fallecida el día antes. El viernes, la oposición celebró manifestaciones en varias ciudades del país para reclamar una intervención militar internacional contra Bachar el Asad.

Los civiles muertos desde que comenzó la crisis, hace un año, son unos 8.000, según la ONU, o unos 10.000, según las listas que confecciona la oposición. Los soldados y policías muertos ascienden a 2.000, según la ONU, y a más de 4.000, según el Gobierno sirio.

Más información