Los candidatos republicanos, empatados en los Estados del sur

Romney solo tendría dos puntos de ventaja en Alabama y quedaría segundo en Misisipi, por detrás de Newt Gingrich

Mitt Romney se refugia de la lluvia durante un discurso en Mobile, Alabama.
Mitt Romney se refugia de la lluvia durante un discurso en Mobile, Alabama.WIN MCNAMEE (AFP)

Las victorias del supermartes no han servido a Mitt Romney para despegarse del resto de candidatos de las primarias republicanas. Las últimas encuestas muestran empates en Misisipi y Alabama, dos Estados del Sur del país donde el exgobernador de Massachusetts debe demostrar que también puede convencer a los votantes más conservadores.

"Venceré en Alabama", declaró este lunes Romney durante uno de sus mítines de campaña en Mobile, al sur del Estado. Sin embargo, los últimos sondeos no apuntan a un resultado tan claro. La encuesta más reciente, elaborada por Public Policy Polling este fin de semana, le da al candidato apenas dos puntos de ventaja sobre su rival directo, Newt Gingrich, pero esa diferencia es inferior al margen de error de la encuesta, por lo que las primarias de mañana podrían decantarse por uno de los dos. El senador de Pensilvania Rick Santorum, además, se mantiene en el tercer puesto a muy poca distancia.

Las expectativas para Romney son muy similares en el caso de Misisipi, donde el exgobernador apenas consiguió un 2% de los votos en las primarias de 2008. Los sondeos del día 8 de este mes daban ocho puntos de ventaja sobre Gingrich, pero éste ya se situaba ayer domingo dos por delante.

El exportavoz de la Cámara de Representantes y vencedor de las primarias en Georgia, otro Estado conservador del sur, ha acusado a Romney de ser un candidato "débil", a lo que éste respondió ayer, durante una comparecencia en FOX News, que sus victorias en Virginia, Florida o Michigan avalan sus posibilidades. "Si soy un líder débil, ¿en qué convierte eso a Newt Gingrich?", respondió.

De cumplirse los resultados de esta encuesta en Misisipi, ni los cuatro días de campaña por todo el Estado ni la inversión económica del SuperPAC en apoyo a Romney, Restaurando nuestro futuro, habrán servido para garantizar su victoria. Los 1,2 millones de dólares -unos 900.000 euros- que este grupo ha dedicado a atacar a Santorum en Misisipi habrían logrado, sin embargo, hundirle al tercer puesto muy por detrás de Gingrich, limitando sus posibilidades en el sur.

Más información
Romney intenta conquistar el voto conservador en el sur de EE UU
Santorum gana las primarias republicanas en Kansas
Mapa y calendario de las primarias republicanas
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Según los datos obtenidos por la organización ProPublica, Romney es el único candidato que ha contratado espacios publicitarios en radio y televisión para atacar a sus contrincantes. Una vez más, el exgobernador ha gastado más dinero que el resto de aspirantes juntos. En Alabama, como en Misisipi, se ha centrado únicamente en Santorum, gastando cerca de dos millones de dólares. En cuanto al resto de SuperPACs, Ganando nuestro Futuro invirtió medio millón de dólares a favor de Gingrich y la Fundación Rojo, Blanco y Azul dedicó 300.000 dólares en apoyo a Santorum. 

Tampoco se han decidido los votantes republicanos a nivel nacional. Según un estudio del diario The New York Times y la cadena de televisión CBS, el senador de Pensilvania Rick Santorum cuenta con el 34% de apoyos, frente a un 30% del electorado que respalda a Romney. Newt Gingrich, que espera relanzar su campaña con dos nuevas victorias este martes, quedaría en tercer lugar con un 13% de votos, mientras que Ron Paul se mantiene en último puesto con el 9%.

Esta tendencia ya ha llevado a los candidatos republicanos a pedir en los últimos días que abandonen los que cuentan con menos apoyos para facilitar la campaña contra el presidente Barack Obama. El último en hacerlo ha sido el multimillonario Donald Trump, que respaldó a Romney y acusa al resto de aspirantes de ser "desagradecidos".

"En un determinado momento tienes que ponerlo todo detrás de uno de los candidatos y atacar a Obama, no unos a otros", declaró Trump en un programa de la cadena FOX News. El magnate, que llegó a considerar si presentarse él mismo a las primarias republicanas, también se mostró convencido de que Santorum no puede ganar. "Eso no va a ocurrir nunca. En mi opinión, no puede pasar y el único que está ganando ahora es Obama".

Pero tanto Santorum como Gingrich podrían demostrar mañana que Romney aún no ha conquistado el voto más conservador, que el electorado republicano aún no está convencido para darle todo su respaldo en caso de convertirse en el candidato a la presidencia en las elecciones generales de noviembre y que, como ya vaticinaban las encuestas, las regiones rurales e industriales de Estados Unidos pueden ser uno de los obstáculos de su victoria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS