Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todas las claves del supermartes

Diez Estados celebran primarias y caucus este martes, con más de 400 delegados en juego

Los resultados pueden cambiar completamente el panorama electoral

Mitt Romney escucha la intervención de su mujer Ann durante un acto de campaña en Ohio.
Mitt Romney escucha la intervención de su mujer Ann durante un acto de campaña en Ohio. REUTERS

Este martes 6 de enero, diez estados norteamericanos acuden a las urnas para elegir al candidato del Partido Republicano a las elecciones presidenciales de 2012. Mitt Romney, exgobernador de Massachussetts, llega con el impulso de haber vencido en las cinco últimas primarias -una de ellas tan reciente como el pasado sábado en Washington- pero en este supermartes hay más de 400 delegados en juego y puede cambiar completamente el panorama de las primarias. A continuación, repasamos las últimas encuestas y la situación en cada uno de los estados.

Alaska

Hay apenas un millón de votantes en el Estado, que suele batir récords de baja participación. Sarah Palin, exgobernadora y candidata a la vicepresidencia en 2008 junto al Senador Republicano John McCain, ha dado su respaldo a Newt Gingrich, pero el aspirante ni siquiera ha hecho campaña allí. Hay 27 delegados en juego, de los que 24 se repartirán de manera proporcional al voto y otros 3 serán adjudicados por los líderes del partido. En las primarias de 2008 Romney venció con el 44% de los votos.

Dakota del Norte

Es uno de los dos Estados que celebran caucus durante el supermartes y que decidirá por este método cuál de los candidatos merece ganar los 28 delegados en juego. Los caucus favorecen a Ron Paul, pero su victoria aún no está garantizada.

Georgia

Newt Gingrich es el candidato mejor situado para lograr este martes la mayoría de los delegados que están en juego en el Estado de Georgia y necesita esta victoria. Según la media de sondeos de Real Clear Politics, Gingrich tiene una ventaja de 18,5 puntos sobre Santorum, situado en segundo puesto, con el 24% de apoyos. Sin embargo, sus derrotas en las últimas primarias podrían afectar a su candidatura, que quedaría en el aire si acaba perdiendo en su Estado natal.

Hay 34 delegados serán entregados al aspirante que consiga más del 20% de los votos y el resto de manera proporcional al recuento.

En 2008, Mitt Romney quedó tercero por detrás de Mike Hukabee y John Mccain, con el 30% de los votos.

Idaho

Se trata del otro Estado que celebra caucus este supermartes y añade una peculiaridad: los votantes emiten su voto en secreto durante varias rondas en las que el candidato con menos apoyos queda eliminado. A pesar de que Ron Paul es el candidato con mejores resultados en este tipo de votaciones, Mitt Romney cuenta con que un cuarto de la población de Idaho es mormona, lo que podría favorecerle. Aún así, todos los candidatos han hecho campaña en Idaho y la competición sigue abierta.

El vencedor sumará 29 delegados más y el partido local decidirá quién recibe otros tres, y las encuestas no establecen aún un favorito, ya que es la primera vez que Idaho celebra caucus en vez de primarias.

Massachusetts

Mitt Romney fue gobernador del Estado y parece que le ayudará a obtener una importante victoria y un importante número de delegados. Según las últimas encuestas, el exgobernador cuenta con una ventaja de más de 40 puntos.

El Estado reparte 11 delegados para el candidato que obtenga más del 15% de los votos y tres delegados más por cada distrito en el que obtenga la victoria. En total, hay en juego 41 votos electorales que Romney necesita sumar la noche del martes. En las primarias de 2008, Romney ya venció a McCain con el 61% de los votos y una ventaja de diez puntos sobre el que acabaría siendo candidato a la presidencia.

Ohio

Es el Estado más importante de estas primarias y puede que lo sea todavía más en las presidenciales del 6 de noviembre. El reparto proporcional de los 66 delegados en juego hace que los candidatos necesiten vencer en casi todos los distritos para ser el verdadero ganador. Santorum amenaza con llevarse la victoria en Ohio, aunque las últimas encuestas dan un empate virtual entre los dos candidatos. Si vence Santorum, los expertos apuntan a unas primarias más largas, pero si pierde ante Romney, los rivales habrán perdido una oportunidad para demostrar que su candidatura no es inevitable.

Así se entregan: 15 para el candidato que obtenga más del 20% del voto a nivel estatal, otros tres delegados por cada distrito en el que logre la victoria y tres más que serán adjudicados por los líderes del partido. En 2008, McCain venció con el 60% de los votos.

Oklahoma

Otro de los Estados donde Santorum cuenta con una amplia ventaja, entre 16 y 21 puntos, sobre Romney. El candidato de Massachussetts quedó tercero en 2008 y cuatro años después su esperanza consiste en que los dos favoritos, Santorum y Gingrich, se perjudiquen mutuamente dividiendo el voto más conservador.

Hay 43 delegados en juego que quedarán repartidos de la siguiente manera: 25 para el candidato que obtenga más del 15% de los votos y tres delegados más por cada distrito en el que obtenga la victoria. Las encuestas dan una ventaja de 20 puntos a Santorum, pero son datos de hace dos semanas.

Tennessee

Santorum también lidera con 15 puntos de ventaja sobre Romney en este Estado donde el ganador necesita obtener el 66% de los votos para adjudicarse los 28 de los 58 delegados en juego. De no alcanzar este porcentaje, se repartirán de manera proporcional.

Romney, todavía favorito para alzarse con la candidatura republicana, quedó en tercer puesto hace cuatro años, por detrás de Huckabee y McCain, con el 30% de los votos, y está a demasiada distancia de Santorum para robarle Tennessee.

Vermont

Apenas 17 delegados en juego en este Estado del norte de país. El vencedor de más del 20% de los votos obtendrá 11 delegados, si gana a nivel estatal sumará tres más y los líderes del partido local decidirán a quién corresponden los tres restantes. Las encuestas dan a Romney como vencedor, con una diferencia bastante amplia sobre Santorum, aunque podría ser insuficiente, ya que se trata de uno de los Estados con menos votos en juego.

Virginia

Una peculiaridad en otro de los Estados clave en noviembre -y que ya lo fue para la victoria de Obama en 2008-, pues solo Mitt Romney y Ron Paul se presentan a las primarias de Virginia. Los nombres de Gingrich y Santorum no estarán en las papeletas al presentar su candidatura cuando ya se habían cumplido los plazos. Hay 49 delegados en juego y el aspirante que supere el 15% del voto se adjudicará todos. Hasta el momento todas las encuestas han dado por vencedor a Romney con más de 30 puntos de ventaja.