Sarkozy acelera su campaña con un baño de masas en Marsella

El presidente defiende su firmeza y ataca la indecisión del socialista Hollande

Nicolas Sarkozy, junto a Carla Bruni, saluda a los asistentes de su mitin en Marsella.
Nicolas Sarkozy, junto a Carla Bruni, saluda a los asistentes de su mitin en Marsella. P. WOJAZER (EFE)

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, entró este domingo de lleno en la campaña en su primer gran mitin desde que se declaró oficialmente candidato a su propia reelección el pasado miércoles. En un discurso ante más de 10.000 militantes reunidos en Marsella, en el sur de Francia, atacó frontalmente a su principal rival y favorito en los sondeos, el socialista François Hollande. Se presentó de nuevo como el capitán que guía con mano firme al país en medio de una de las peores crisis económicas de la historia y cuya a gestión ha permitido “evitar la catástrofe”. El mandatario anunció también su voluntad de introducir una modificación en favor de la proporcionalidad del actual sistema electoral mayoritario para dar más peso a los pequeños partidos y reducir el número de parlamentarios.

“He venido a hablaros de Francia”, lanzó el mandatario al inicio de su discurso ante toda la plana mayor de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), y bajo la atenta mirada de su esposa, Carla Bruni. Como ya lo hizo al anunciar su candidatura, reiteró su voluntad de ser “el candidato del pueblo” e insistió en la defensa de los valores tradicionales como la autoridad y la familia. “Francia os necesita (…) Ayudadme a conseguir a unir al pueblo de Francia”, concluyó ante un mar de aplausos antes de entonar a cappella La Marsella.

Pero el mandatario aprovechó sobre todo sus tres cuartos de hora de discurso para atacar frontalmente, y eso sin llegar a mencionarle una sola vez, a su principal contrincante, el socialista François Hollande, al que los sondeos dan como vencedor en la segunda vuelta de las presidenciales de esta primavera con una diferencia de más de 10 puntos. "Esta campaña tiene que basarse en la verdad", aseguró. "¿Dónde está la verdad cuando un día se dice lo contrario de la víspera?", insistió el presidente, que el jueves en un acto menos multitudinario ya acusó indirectamente a su rival de "mentir, mañana, mediodía y noche".

Sarkozy reprochó a Hollande de "pretender ser Thatcher en Londres y Mitterrand en París", en referencia a una entrevista dada por el socialista al diario británico The Guardian, en la que trata de tranquilizar a los mercados financieros, tras su ataque al mundo de las finanzas en su gran mitin de mediados de enero, que marcó con éxito su entrada en campaña. "Thatcher es su modelo, no el mío, la finanza ha sido y es nuestro adversario cuando se ha vuelto loca", respondió el aludido en una entrevista posterior al canal privado BMFTV, a la vez que denunció la "agresividad" y la "violencia" de la campaña del mandatario.

Sarkozy tuvo tiempo también de defender de nuevo su balance frente a la crisis, su firmeza por llevar a cabo las reformas necesarias para evitarle a su país acabar como Grecia, Italia, Portugal o España, y abrió la puerta a una suerte de modificación del sistema electoral de las legislativas -actualmente en cada circunscripción electoral solo se vota a un candidato- para hacerlo más proporcional. "Añado que habría que iniciar cuanto antes con todas las formaciones políticas un diálogo para lograr reducir el número de nuestros parlamentarios", indicó a continuación. "La clase política mostrará a todos el ejemplo de la razón".

El gran mitin de este domingo pone así el colofón a la entrada en campaña del mandatario. Le espera ahora un ritmo frenético con un mitin semanal -el próximo será este jueves en Lille, en el norte del país, donde se encontraba la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen- y su operación de reconquista del electorado culminará con un macro evento en Villepinte, en las afueras de París, el próximo 11 de marzo. Se espera la asistencia de decenas de miles de personas y el anuncio de las principales medidas que marcarán su programa electoral.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS