Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama supera a Romney por primera vez en las encuestas

El cambio de rumbo se debe al aumento de la confianza del público en la gestión económica del presidente

Obama pronuncia un discurso durante su visita a una estación de bomberos en Arlington (Virginia).
Obama pronuncia un discurso durante su visita a una estación de bomberos en Arlington (Virginia). EFE

El presidente de EE UU, Barack Obama, logra por primera vez aventajar al republicano Mitt Romney en un hipotético enfrentamiento electoral, según una encuesta realizada conjuntamente por el diario The Washington Post y la cadena ABC. Obama sería hoy reelegido con un 52% de los votos, frente al 43% que obtendría su oponente. La popularidad del presidente, además, ha crecido en 2 puntos hasta el 50%, según datos de Real Clear Politics, lo que supone un gran avance que no ocurría desde junio pasado, un mes después de la muerte de Osama Bin Laden. Desde entonces, Obama solo había cosechado apreciaciones negativas sobre su trabajo.

El sondeo, realizado poco después de que el presidente pronunciara el discurso sobre el estado de la Unión, marca como una de las principales causas de este cambio de rumbo el aumento de la confianza de los estadounidenses en la gestión económica del actual Gobierno. El último informe de empleo mostró que el pasado enero se crearon 243.000 nuevos puestos de trabajo y la tasa de paro disminuyó de forma inesperada hasta el 8,3%, la más baja en tres años. En este aspecto, la creación de empleo, así como en la política de impuestos, Obama y Romney aparecen empatados a ojos de los votantes, mientras que el republicano cuenta aún con una ligera ventaja si se pregunta sobre quién gestionaría mejor la economía en general. Los encuestados también creen que el republicano manejaría de forma más adecuada el déficit.

Los norteamericanos, según el sondeo, están divididos sobre los méritos que ha realizado Obama para conseguir la reelección. Entre los votantes registrados, el 49% considera que el presidente merece apoyo para una segunda legislatura, frente a un 49% que opina que no.

Entre los votantes que se identifican como independientes, que son determinantes en el resultado de la elección, el 47% aprueba y el 50% desaprueba la forma en que el presidente desempeña su labor. Esto supone una gran mejora respecto a las cifras del pasado otoño, cuando poco más del 30% de ese colectivo le apoyaba.

Obama obtiene gran ventaja sobre Romney, según esta encuesta, en tres aspectos: la protección a la clase media, la conducción de la política exterior y la lucha contra el terrorismo. La norma Buffet es otra de las grandes oportunidades para el presidente. Esta propuesta aplica un aumento de impuestos sobre aquellas rentas superiores a un millón de dólares (unos 760.000 euros). Siete de cada 10 encuestados opinan que es justo subir los impuestos a los más ricos.

Romney como candidato

El rival de Obama en esta encuesta, Mitt Romney, afianza mientras tanto su posición como principal candidato del Partido Republicano tras haber conseguido dos victorias consecutivas: las primarias de Florida y los caucuses del pasado sábado en Nevada. Las nuevas asambleas de esta semana en Colorado y Minnesota pueden seguir ampliando esa diferencia, ya que el candidato llega con una amplia ventaja sobre sus oponentes, Newt Gingrich, Rick Santorum y Ron Paul.

Los sondeos indican que, a medida que la pugna en las primarias republicanas se hace más dura, la impresión de los estadounidenses sobre los candidatos se deteriora. El 55% de los norteamericanos que están siguiendo de cerca las primarias asegura que desaprueba los discursos de todos los aspirantes. Eso afecta también al propio Romney. Aunque sigue siendo el favorito para el 71% de los encuestados, su respaldo ha disminuido recientemente.

Los votantes republicanos consideran positiva la decisión de Romney de destacar su experiencia en el mundo empresarial como un argumento que puede ayudar a resolver los problemas económicos. En cambio, entre el total de electores registrados, la ventaja de Romney sobre Obama en el manejo de la economía en general se va estrechando. El exgobernador de Massachusetts cuenta, sin embargo, con una gran aceptación en cuanto a su postura sobre el control del déficit federal, un área donde las calificaciones de Obama permanecen estancadas en negativo.

La riqueza personal de Romney también divide a la opinión pública. Un 43% de los estadounidenses ve su fortuna - estimada en 250 millones de dólares - como "positiva", ya que sugiere que "ha logrado el sueño americano". Casi los mismos, un 44%, definen su riqueza como negativa, ya que, para ellos, “se benefició de oportunidades que no están al alcance de todos”. Dos tercios de los norteamericanos opinan, además, que pagar una tasa de impuestos del 14%, como ha revelado Romney durante su campaña, no es suficiente ni justo.