Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tuaregs abren un tercer frente en Malí

Los rebeldes nómadas, que luchan por la independencia de la región de Azawad, atacan dos ciudades

Los combates se intensifican en la cuna de los tuaregs. Un grupo de rebeldes han tomado hoy la ciudad de Lere, al norte de Malí junto a la frontera de Mauritania, han asegurado fuentes de ambos bandos. Con este ataque, los nómadas abren un tercer frente en su lucha por la independencia de la región del Azawad. 

Unos 40 todoterrenos y más de 300 hombres armados, según fuentes rebeldes, llegaron esta tarde a la localidad. “Entramos sin ningún problema. Después de un breve tiroteo, los militares huyeron y rodeamos la ciudad. Nos quedamos con seis soldados prisioneros”, ha explicado Abdoul Salam por teléfono desde Lere -a 370 kilómetros de Bamako, la capital-, tuareg y portavoz del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA).

Los rebeldes han asegurado que no hay víctimas en ningún bando. “No tocaremos a los civiles, nuestros enemigos son los soldados”, ha dicho Salam, que se ha jactado de que “todos los habitantes de Lere aplaudieron cuando nos vieron”. “No queremos microproyectos ni infraestructura ni ayuda humanitaria. Queremos la independencia de nuestro territorio”, ha añadido.

Los enfrentamientos entre rebeldes y militares también han tenido lugar en Anderamboukane, al nordeste del país, cerca de la frontera con Níger y de otras tres ciudades atacadas la semana pasada. Tanto el Ejército como los tuaregs han asegurado controlar esta localidad.

El pasado 17 de enero los rebeldes atacaron la ciudad de Ménaka y, al día siguiente, Aguelhok y Tessalit. Ambos bandos aseguran tener bajo su control estas tres localidades. Según fuentes locales, los enfrentamientos no han cesado desde entonces.

Son muy dispares también las cifras de víctimas. Según el Gobierno los enfrentamientos han acabado con más de 50 rebeldes y dos soldados muertos. Los tuaregs han asegurado, sin embargo, que han fallecido “decenas de militares”.

El MNLA es un movimiento político-militar que se fraguó a partir de la fusión de varios grupos, entre los que se encuentran los rebeldes tuaregs. “Esta nueva organización tiene el objetivo de acabar con la ocupación ilegal de [la zona de] Azawad por Malí”, señalaba su primer comunicado publicado el 16 de octubre de 2011. Esta región semi-desértica, considerada la cuna de los tuaregs, se extiende del oeste al norte del país.

Los tuaregs, comunidad nómada de aproximadamente 1,5 millones de personas, se reparten entre varias tribus de Níger, Malí, Argelia, Libia y Burkina Faso. Grupos rebeldes se levantaron contra los gobiernos locales de Malí y Níger en los años noventa y entre 2006 y 2009. Desde entonces, son los primeros enfrentamientos armados.

La región de Azawad que los nómadas quieren "liberar" de Malí, también alberga a varios grupos de Al Qaeda del Magreb Islámico, que el pasado mes de noviembre secuestró a dos franceses, un británico, un holandés y un sueco.

Más información