La Haya acusa de crímenes contra la humanidad a candidatos kenianos

William Ruto y Uhuru Kenyatta aspiran a la presidencia del país, que celebra elecciones este año. Los jueces consideran probada la violencia desatada contra la población tras los comicios de 2007, cuando murieron 1.200 personas

El exministro de Educación, William Samoei Ruto, en Nairobi.
El exministro de Educación, William Samoei Ruto, en Nairobi.DAI KUROKAWA (EFE)

William Ruto, exministro keniano de Educación, y Uhuru Kenyatta, viceprimer ministro y titular de Finanzas, serán juzgados por crímenes contra la humanidad ante la Corte Penal Internacional (CPI). Los jueces han confirmado los cargos de la fiscalía. Sin perjuicio de la presunción de inocencia, también consideran probado que la violencia desatada tras los comicios de 2007 se cobró unas 1.200 vidas. Cerca de 3500 personas resultaron heridas y 600.000 perdieron su hogar. Hace cuatro años, Ruto y Kenyatta apoyaron, respectivamente, al líder opositor, Raila Odinga, y al presidente Mwai Kibaki. Este último venció en la consulta. Odinga acabó aceptando el cargo de primer ministro, pero el pacto se rompió y hoy vuelven a competir.

El caso es muy delicado puesto que ambos acusados, Ruto y Kenyatta, están en libertad y piensan presentarse a las elecciones de 2012. Kenia es la mayor potencia económica de África y no consigue estabilizar su situación política. De ahí que tanto el Gobierno como la Unión Africana quisieran que la CPI se desentendiera del caso.

“Deseamos que la decisión adoptada por esta sala lleve la paz a la gente de la República de Kenia y evite mayores hostilidades”, dijo la juez Ekaterina Trendafilova, al anunciarla. La respuesta de los implicados fue inmediata. “Es una acusación extraña, aunque nada cambiará. Sigo en la carrera presidencial”, aseguró William Ruto en Nairobi, la capital. Su rival, Uhuru Kenyatta, hijo del primer presidente del país, tampoco piensa apearse de esa ruta.

La CPI ha confirmado a su vez el proceso contra el presentador radiofónico Johua Arap Sang, y el jefe de los servicios civiles, Francis Muthaura. Los dos incitaron a la violencia en 2007. Los jueces rechazaron los cargos de la fiscalía contra Henry Kosgey, exministro de Industria, y Mohamed Hussein Ali, exjefe de policía.

Luis Moreno Ocampo, fiscal jefe de la Corte, espera que el caso se vea por separado para subrayar el carácter étnico de las luchas. Uhuru Kenyatta pertenece a la tribu kikuyu. William Ruto a la de los kalenjin. Según el fiscal, Kenyatta lanzó a la milicia local, los mungiki, contra sus oponentes. Al final, ambas partes están acusadas de asesinato y persecución.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS