Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia aprueba el plan de reformas de Mario Monti

El Gobierno tecnócrata pone en marcha un paquete de liberalizaciones para relanzar la economía italiana

El primer ministro italiano, Mario Monti, en la bolsa de Londres, Reino Unido, en una foto de archivo. Ampliar foto
El primer ministro italiano, Mario Monti, en la bolsa de Londres, Reino Unido, en una foto de archivo. EFE

Tras ocho horas de reunión, el Consejo de Ministros italiano ha aprobado la segunda fase del plan de ajuste, un gran paquete de reformas estructurales que pretende eliminar los obstáculos que, según el primer ministro de Italia Mario Monti, han frenado en las últimas décadas el desarrollo del país: “Una competencia insuficiente y unas infraestructuras inadecuadas”.

La reforma de Monti incluye la liberalización de sectores tan dispares, y tan poderosos, como los de transportes, energía y comercio, así como el recorte de los privilegios de profesionales como notarios, abogados o farmacéuticos. Algunos de los afectados, y en especial los taxistas, ya han anunciado una lucha frontal contra el ajuste.

La reforma incluye la liberalización de sectores tan dispares, y tan poderosos, como los de transportes, energía y comercio

Las medidas, contenidas en un único decreto ley, serán completadas la próxima semana con otra serie de disposiciones para simplificar la burocracia administrativa. Monti ha explicado que su Gobierno, empeñado en reducir el gasto público, demuestra con estas actuaciones que le preocupa sobremanera el crecimiento del país.

A partir de ahora, los comercios podrán establecer libremente sus horarios y sus descuentos. De igual forma, las tarifas profesionales serán abolidas: cada abogado o cada notario podrá pactar el precio con el cliente. El Gobierno no solo pretende así abaratar la prestación de tales servicios, sino además permitir el acceso a profesiones, hasta ahora muy cerradas, a jóvenes licenciados. En este sentido, el Gobierno ha dispuesto un aumento del número de farmacias o la liberalización de la distribución de energía en búsqueda de una mayor competitividad.

Entre los sectores afectados algunos son muy poderosos, como el del taxi que, desde antes de la aprobación de las medidas, tomó las calles de Roma en pie de guerra y protagonizó manifestaciones y huelgas salvajes.

Más información