Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crucero, deseado por novedoso y asequible

El naufragio del 'Costa Concordia' puede comprometer el desarrollo del pujante turismo marítimo

España es el cuarto país de Europa en número de pasajeros

18 millones de personas eligieron este tipo de vacaciones en 2010

El crucero "Costa Concordia" tras encallar frente a las costas de la isla de Giglio.
El crucero "Costa Concordia" tras encallar frente a las costas de la isla de Giglio. EFE

El accidente del Costa Concordia supone un duro golpe para el turismo de cruceros, un sector en permanente crecimiento desde hace dos décadas: el número de pasajeros aumentó un 14% entre 2008 y 2010; el año pasado hubo 18 millones de cruceristas en todo el mundo, y para 2015 se esperaba alcanzar los 25 millones.

Esta tendencia de crecimiento también se ha dado en España, que es ya el cuarto país emisor en Europa, con más de 600.000 pasajeros, por detrás del Reino Unido (1,6 millones), Alemania (1,2 millones) e Italia (889.000 cruceristas). También aumentó el número de pasajeros que atracaron en puertos españoles: más de ocho millones en 2011, lo que supone un crecimiento de casi el 13% con respecto al año anterior. A la cabeza, Barcelona, el quinto puerto más visitado del mundo.

Las razones de este éxito radican en que todavía es un producto novedoso en Europa, sobre todo en España. También sus precios asequibles, con programas que, en el caso de las compañías españolas como Pullmantur Cruises, incluyen los vuelos hasta los puertos de embarque y todas las comidas, bebidas y actividades a bordo. Las nuevas líneas del AVE también favorecen las vacaciones por mar, acercando los puertos de embarque (Barcelona, Valencia y Málaga) a Madrid y el centro de la Península.

El de los cruceros es ya un mercado maduro, aunque en permanente evolución. Y cada vez más especializado: desde cruceros para singles a travesías diseñadas para familias con niños. En cubierta, diversión para todos los gustos: surf en piscinas de olas, praderas para jugar al golf, cursos de cocina a cargo de chefs de renombre, espectáculos para adultos, conciertos de rock... Y gana protagonismo el público familiar. Por eso, muchos barcos aumentan las atracciones para los peques y otros embarcan a personajes de las películas de dibujos animados como Mickey Mouse o Bob Esponja.

En la actualidad, más de 250 buques de crucero navegan por el mundo, un centenar de ellos en Europa, y este año tienen previsto hacerse a la mar nuevos buques, entre ellos el Costa Voyager, con capacidad para 927 pasajeros, y el Disney Fantasy, preparado para acoger a 4.000 personas.