Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acusado de terrorismo el mediador en el secuestro de los cooperantes

Mustafá Chafi es consejero del presidente de Burkina Faso

El mediadior Mustafá Chafi (con gafas de sol) junto a los cooperantes españoles Roque Pascual y Albert Vilalta (bajando del helicóptero)
El mediadior Mustafá Chafi (con gafas de sol) junto a los cooperantes españoles Roque Pascual y Albert Vilalta (bajando del helicóptero) AFP

La Justicia mauritana ha lanzado el miércoles una orden de detención internacional contra Mustafá Ould Limane Chafi mediador en varios de los secuestros perpetrados por la rama magrebí de Al Qaeda (AQMI), incluido el de los tres rehenes catalanes apresados hace dos años al norte de Nuakchot (Mauritania), según reveló la web informativa mauritana Al Akhbar y confirmaron otras fuentes locales.

El juez instructor antiterrorista de Nuakchot le acusa de brindar un apoyo “material y moral al terrorismo”. Concretamente le ha imputado por financiar actividades terroristas, mantener contactos con organizaciones terroristas y brindarles un apoyo logístico. De nacionalidad mauritana, Chafi vive en Ouagadougou y es consejero del presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré.

Chafi fue el único mediador, designado por AQMI y aceptado por las autoridades, en el secuestro de Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta. Fue a buscar a los rehenes, una vez pagado el rescate, y les entregó, en marzo y agosto de 2010, en Ouagadogou a la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez.

Chafi se ha mostrado siempre muy crítico con el actual presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdelaziz, al que acusó recientemente haber “fracasado en la lucha contra el terrorismo” y de “poner en peligro la vida de los mauritanos”. A continuación hizo un llamamiento a favor de su destitución.

La primera reacción del presidente Abdelaziz consistió, según Al Akhbar, en dar órdenes para que los hijos de Chafi, que residen con él en Ouagadougou, no obtuvieran visados para viajar a Mauritania donde tenían la intención de visitar a su abuelo, Imam Chafi, ingresado en un hospital. Rahma, la hermana del consejero presidencial, señaló que la familia no había podido renovar sus pasaportes mauritanos. Ahora poseen pasaportes diplomáticos de Burkina Faso y requieren, por tanto, un visado mauritano para poder entrar en su país.