Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hillary Clinton expresa preocupación por la democracia en Hungría

En una carta enviada el 23 de diciembre, la jefa de la diplomacia estadounidense reitera la inquietud de Washington por la nueva Constitución, que entra en vigor el próximo 1 de enero

El primer minsitro húngaro Viktor Orban (i) habla con el ministro de Economía Gyorgy Matolcsy (d), en el parlamento de Budapest, Hungría, el día 23 de diciembre de 2011.
El primer minsitro húngaro Viktor Orban (i) habla con el ministro de Economía Gyorgy Matolcsy (d), en el parlamento de Budapest, Hungría, el día 23 de diciembre de 2011. EFE

La secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, ha enviado una carta al primer ministro húngaro, Viktor Orbán, en la que expresa su preocupación por el estado de la democracia en el país centroeuropeo, informa hoy la versión electrónica del matutino Népszabadság. El portavoz del Gobierno, Péter Szijjártó, confirmó la recepción de la carta, aunque no detalló su contenido y se limitó a señalar que Clinton ha reiterado "verbalmente" lo expresado con anterioridad. El primer ministro "responderá a la carta en su momento", añadió.

La jefa de la diplomacia estadounidense visitó Budapest en junio pasado, ocasión en la que criticó ante la prensa el proceso constituyente húngaro. Según Népszabadság, en la misiva, enviada el 23 de diciembre, Clinton expresó su preocupación por la erosión del sistema institucional democrático en Hungría.

El 1 de enero de 2012 entrará en vigor la nueva Constitución magiar que, entre otros, limita las competencias de instituciones como el Tribunal Constitucional. Washington ha pedido reiteradamente al Gobierno conservador que revise las disposiciones polémicas de la nueva Constitución, que según críticos, restringen las libertades democráticas en muchos aspectos.

Hace un año, el Parlamento húngaro aprobó una polémica ley de medios, que es criticada por organizaciones internacionales como la OSCE, la Eurocámara y diferentes ONG y que según la prensa local también pudo ser un asunto mencionado por Clinton en su carta. Asimismo, aprobó dos leyes, una sobre el Banco Central y otra sobre la estabilidad financiera, que han despertado la alarma en la Unión Europea. Tan es así, que el presidente de la Comisión, José Durao Barroso pidió que las retiraran, solicitud rechazada por Orbán que afirma que Bruselas no puede dictar cuál debe ser la política de Budapest.

El viernes pasado miles de húngaros salieron a la calle en protesta contra el Gobierno de Orbán, Algunos opositores, incluso, se encadenaron frente al Parlamento para protestar por varias leyes, entre ellas la que cambia el sistema electoral de una manera que según los críticos, favorece al partido Fidesz, liderado por Orbán.

Más información