Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos generaciones de líderes despiden a Václav Havel en un funeral de Estado

Miles de personas acuden al castillo de Praga al funeral por el expresidente checo

El acto reúne a Hillary Clinton con la exsecretaria de Estado Madeleine Albright

Jefes de estado y de Gobierno actuales y de los años noventa, presentes en la misa

Madeleine Albright, Bill Clinton y Hillary Clinton, en el funeral de estado por Vaclav Havel en Praga. Ampliar foto
Madeleine Albright, Bill Clinton y Hillary Clinton, en el funeral de estado por Vaclav Havel en Praga. GETTY

La despedida del expresidente checo Václav Havel, fallecido el pasado domingo a los 75 años, ha reunido este viernes en Praga a dos generaciones de líderes mundiales en un funeral de Estado multitudinario antes de la incineración de sus restos en la intimidad de la familia, encabezada por su viuda, la actriz Dagmar Hvalova. Miles de checos han seguido la ceremonia desde el exterior del castillo y la televisión pública ha retransmitido en directo todos los actos. Havel es el primer presidente del país centroeuropeo, surgido en 1918, que tendrá este tipo de funeral de Estado en la catedral de San Vito.

A la misa en la catedral de San Vito del castillo de Praga han acudido 50 delegaciones internacionales, 15 de ellas encabezadas por un jefe de Estado. Allí se han encontrado la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, y su marido, el expresidente Bill Clinton; el presidente francés, Nicolás Sarkozy; el alemán, Christian Wulff; el eslovaco, Ivan Gasparovic; y el húngaro, Pál Schmitt, entre otros.

Pero también el expresidente polaco Lech Walesa o la secretaria de Estado de Estados Unidos con Clinton, Madeleine Albright, de origen checo, han estado presentes en la ceremonia. Václav Havel fue el último presidente de la antigua Checoslovaquia, elegido en 1989 dos meses después de caer el muro de Berlín, y el primer presidente de la República Checa tras la división del país en 1993 y hasta 2003.

España está representada por el presidente del Senado, Pío García Escudero; y por el exembajador en Praga y director general de Política Exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, Santiago Cabanas Ansorena, informa Efe.

El funeral ha sido oficiado por el arzobispo de Praga, Dominik Duka; y por su auxiliar, Václav Maly, ambos antiguos prisioneros durante el régimen comunista. El presidente de la República Checa, Václav Klaus, enfrentado políticamente a Havel en numerosas ocasiones, señaló en la ceremonia de adiós en la catedral: "El presidente, el hombre político, el intelectual y el artista han partido, el hombre que nosotros recordaremos, lo recordaremos con reconocimiento y respeto". Por su parte, Madeleine Albright, calificó a Havel como "una de las personas más respetadas en el planeta en el curso de los últimos 20 años".

Desde Roma, el papa Benedicto XVI ha recordado al ex presidente checo como un "valiente defensor de los derechos humanos" en un momento "en el que éstos eran denegados sistemáticamente" durante el comunismo, en un telegrama dirigido al presidente de la República, Václav Klaus, para expresar sus condolencias. El Papa ha declarado que el ex presidente consiguió "liderar" el país hasta llevarlo "a un nuevo régimen democrático" después de la caída del comunismo. Finalmente, el Pontífice da las gracias a Dios "por la libertad de la que goza la gente de la República Checa". Los campanarios de la República Checa han sonado en honor del intelectual y político fallecido y a las doce del mediodía se ha guardado un minuto de silencio en este país, así como en Eslovaquia.

Después de la misa, el féretro será trasladado al crematorio de Strasnice, donde los restos de Havel serán incinerados tras una ceremonia privada.

Más información