Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía aumenta el aislamiento de Siria

Ankara anuncia nuevas sanciones económicas contra Damasco

“Es Siria la que castiga a su propio pueblo con las sanciones”, aseguró esta mañana el portavoz el gobierno turco, Erşat Hürmüzlü, desde la provincia Hatay, donde desde junio se refugian miles de civiles y desertores sirios. Las declaraciones llegan el días después de que Ankara anunciara nuevas sanciones económicas a Siria, en un tira y afloja que lleva días yugulando el comercio entre los dos países vecinos.

Según desveló ayer el ministro turco de Comercio, Hayati Yazici, “Turquía impondrá una tasa del 30% a los bienes que vengan de Siria". La medida, acaba definitivamente con el acuerdo de Libre Comercio que mantenían ambos países. Pero además, Turquía prohibirá la entrada a los camiones procedentes del país árabe con más de 20 años de antigüedad, según la televisión turca NTV.

La semana pasada Damasco impidió la entrada de camiones turcos en su territorio. La medida intentaba castigar a Ankara por suspender las transacciones financieras con Damasco, congelar sus activos estatales y prohibir viajar a los altos funcionarios y el transporte de armas con destino a Siria a través de su territorio. La frontera se volvió a abrir esta semana tras un considerable aumento en las tasas, según informa EFE.

Pero esta no ha sido la única medida punitiva que el gobierno turco anunció ayer. También dio a conocer la apertura de nuevas rutas comerciales para aumentar el aislamiento internacional del régimen de Damasco. Según el ministro de economía turco, Zafer Caglyan, la medida, largo tiempo evitada, ha sido tomada por la continuidad en los ataques a la población civil.

En declaraciones a la televisión CNBC, Caglya, explicó que Turquía exportará bienes a Egipto por mar y por tierra a través de Iraq para eludir a su viejo aliado. Una medida que Ankara llevaba tiempo sopesando para su comercio con los países del Golfo tras el empeoramiento de las relaciones con Damasco

Caglyan advirtió a su vecino que “sufrirá más que Turquía” con la pérdida de esta rutas. Sin embargo, en el país ningún empresario esconde su malestar por el enfriamiento de unas relaciones que el año pasado ascendieron a 240 mil millones de dólares.

Aun así, algunos vínculos comerciales permanece todavía libres de sanciones. Según anunció el ministro de Energía de Turquía, Taner Yildiz, en una entrevista a la cadena Haberturk, “la energía no está incluida en las sanciones contra Siria”. Esto incluiría el suministro de luz y por supuesto, el oleoducto turco-árabe que exporta el gas natural egipcio a través de Jordania, Líbano y Siria hasta Turquía y cuyo coste ascendió a 120 mil millones de dólares. Según Yildiz “ el proyecto beneficiará a toda toda la región y por eso debe continuar, incluso podría nutrirse”.