Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gran ciberataque a medios críticos ensombrece los comicios rusos

El partido gubernamental Rusia Unida es el favorito en las elecciones parlamentarias

Primeras colas en los colegios electorales rusos.
Primeras colas en los colegios electorales rusos.

La jornada electoral en Rusia comenzó con un masivo ataque a las páginas web de medios que difundían información sobre las irregularidades en el proceso electoral. Inutilizadas por los hackers fueron las páginas de la emisora El Eco de Moscú, del diario Kommersant, de la revista New Times, de la organización de observadores independientes Golos y de otros medios críticos. El director de El Eco de Moscú, Alexei Benedictov, dijo que el carácter masivo del ataque pone en cuestión la legitimidad del proceso electoral. Desde distintos colegios se informaba de varias irregularidades.

Unos 110 millones de ciudadanos están convocados a las urnas para las elecciones parlamentarias de Rusia, que tendrá que renovar los 450 representantes en la Duma, la Cámara baja. Según algunos algunos sondeos realizados en noviembre, los rusos no tienen demasiada confianza en las urnas. Un 42% de los electores cree que los comicios serán sucios y que en ellos se utilizará la presión sobre el electorado y se manipularán las papeletas, mientras que solo el 37% confía en que las elecciones sean limpias.

Poco antes de iniciarse la jornada electoral las autoridades rusas han tratado de asegurarse unas cómodas elecciones. A Lilia Shibánova, la directora ejecutiva de Golos, la ONG rusa más preparada para la observación profesional, le confiscaron el ordenador y la retuvieron en el aeropuerto en la madrugada del sábado. Un paso más en la campaña de difamación contra la organización.

El partido gubernamental Rusia Unida (RU) es el favorito, según las encuestas, aunque no alcanzará la mayoría constitucional (dos tercios de la cámara) que obtuvo en 2007. En la Duma saliente RU ha tenido 315 diputados de un total de 450.

La campaña electoral ha sido aburrida y gris pese a que en la lucha por los escaños parlamentarios participan otras seis formaciones políticas: el Partido Comunista (PC), el ultranacionalista Partido Liberal Democrático (PLD), el socialdemócrata Rusia Justa (RJ), los liberales Yábloko y Causa Justa (CJ) y el nacionalista Patriotas de Rusia (PR). Actualmente, además del RU, tienen representación en la Duma el PC, el PLD y RJ, formaciones que, según los sondeos, mantendrán e incluso aumentarán sus grupos parlamentarios. Para acceder al reparto proporcional de los escaños, los partidos deben obtener al menos el 7 % de los sufragios emitidos.

Las grandes cifras acompañan a los comicios rusos, además de las 21 horas de votación, 700 observadores internacionales han sido acreditados para las elecciones, hay 96.000 colegios electorales y 320.000 efectivos policiales repartidos por todo el país. Como novedad, la nueva Duma que salga de las urnas tendrá un mandato de cinco años, en lugar de los cuatro que tenía hasta ahora.