_
_
_
_

El juicio al soldado Manning por el caso Wikileaks comenzará en diciembre

El principal sospechoso de filtrar los cables del Gobierno norteamericano al portal de revelación de secretos comparecerá ante la justicia militar el 16 de diciembre, tras año y medio de prisión preventiva

El principal sospechoso de filtrar los cables del gobierno norteamericano al portal de revelación de secretos Wikileaks, el soldado Bradley Manning, comparecerá ante la justicia militar el próximo 16 de diciembre, tras un año y seis meses de prisión preventiva. Después de una investigación, los fiscales del Pentágono presentarán sus pruebas ante una comisión militar, que deberá decidir si abre formalmente el juicio o no. Paralelamente a esas pesquisas, un gran jurado civil de Virginia está investigando si otras personas, fuera del Ejército, ayudaron al soldado Manning en su supuesta traición.

Mientras Julian Assange, el fundador de Wikileaks, intenta evitar su extradición de Reino Unido a Suecia, donde se enfrenta a un juicio por abuso sexual, Manning aguarda su cita con la justicia en una prisión de seguridad media en Fort Leavenworth, en Kansas. El Departamento de Defensa ha presentado contra él una treintena de cargos, entre ellos el de asistencia al enemigo en violación del artículo 134 del Código Unificado de Justicia Militar, que comúnmente se conoce como alta traición. Fue arrestado en Irak en mayo de 2010 después de que le delatara un ‘hacker’ civil norteamericano con el que contactó a través de Internet.

En un comunicado enviado por la división judicial del Ejército de Tierra en Washington, se asegura: “Si se le condena de todos los cargos, Manning se enfrenta a una pena máxima de degradación al escalafón E-1, el más bajo del ejército en rango y pago; la cancelación total de sus pagas y complementos; el encarcelamiento de por vida, y una expulsión deshonrosa de filas”. Si obtiene la perpetua, Manning, de 23 años, pasará el resto de su vida en la única prisión de máxima seguridad del Ejército, también en la base de Fort Leavenworth.

Manning, que estaba destinado a Irak, tenía acceso a algunas de las redes clasificadas del Pentágono, como SIPRNet y JWICS. En una conversación con el ‘hacker’ y colaborador ocasional del FBI Adrian Lamo reveló que había sustraído de ellas decenas de miles de documentos clasificados y los había filtrado a Wikileaks, según aseguró Lamo a este diario. Dos meses después de su arresto, ese portal de revelación de secretos comenzó a publicar documentos clasificados (sobre las guerras de Afganistán e Irak, sobre la diplomacia de EE UU y sobre la prisión de Guantánamo) en colaboración con diversos medios internacionales, entre ellos EL PAÍS.

En la prisión de máxima seguridad del Pentágono, Manning cumpliría su condena, entre otros, con el sargento Calvin Gibbs, condenado recientemente a perpetua por ejecutar sumariamente a civiles afganos por su propia cuenta. Sería el primer soldado condenado por una filtración de secretos a través de la Red. El Pentágono le ha acusado de poner en riesgo la vida de los soldados norteamericanos y de los colaboradores civiles afganos de EE UU al revelar información y localizaciones secretas en la filtración a Wikileaks. Las diligencias judiciales tendrán lugar en Fort Meade, aquí en la zona metropolitana de Washington.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_