Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN MÉXICO

El PRI adelanta por la mínima al PAN en Michoacán

Fausto Vallejo Figueroa, alcalde priista de la capital, Morelia, adelanta por menos de un 2,7% a Luisa María Calderón, hermana del presidente de México

La candidata Luisa María Calderón celebra la victoria, al igual que el resto de partidos, pese a desconocer los resultados oficiales.
La candidata Luisa María Calderón celebra la victoria, al igual que el resto de partidos, pese a desconocer los resultados oficiales. AFP

Tierra del General Lázaro Cárdenas y bastión de su hijo Cuauhtémoc, fundador y figura máxima del Partido de la Revolución Democrática, Michoacán es gobernado hasta hoy por el PRD, pero ese dominio de diez años está a punto de sucumbir tras las elecciones de este domingo, donde el candidato de esa organización ha sido relegado al tercer puesto. En la disputa por la gobernatura, y cuando han sido computados el 95% de los sufragios, el priista Fausto Vallejo habría obtenido un  35,36% frente al 32,67% de la candidata del PAN, Luisa María Calderón, hermana del presidente de la República Felipe Calderón. Tanto la candidata panista como el aspirante del PRD (izquierda y todavía gobernante en ese Estado), Silvano Aureoles, han anunciado este lunes que impugnarán el resultado de las elecciones. 

El Instituto Electoral de Michoacán (IEM) sufrió un ciberataque del grupo Anonymous que lo mantuvo fuera de servicio durante 30 minutos. En un momento de la noche, su web llegó a dar los resultados de las elecciones de febrero en Baja California.

El anuncio de que Vallejo Figueroa va por delante en los primeros sondeos sorprende pues Luisa María Calderón, hermana del presidente de la República, Felipe Calderón, partía como favorita, según las encuestas, para vencer en este bastión tradicional de la izquierda, donde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ha gobernado durante la última década.

La derrota del PRD agudizará la crisis de la izquierda a pocos días del anuncio de su candidato presidencial

La campaña estuvo plagada de denuncias cruzadas entre los partidos por distintas violaciones de la ley electoral. Luisa María Calderón, apodada desde niña Cocoa por el color de su piel, se le ha acusado de recibir ayuda del Gobierno federal y de incurrir en gastos excesivos. A Fausto Vallejo, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de llevar en sus listas a amigos de los carteles y de repartir dinero entre los pobres durante sus giras electorales. Al PRD de Silvano Aureoles, de difamar a sus rivales con las técnicas más burdas.

Los líderes nacionales de los tres partidos acudieron a apoyar a los candidatos locales, conscientes del valor de examen de estas elecciones de cara a las presidenciales. Una victoria de Cocoa en el Estado natal del presidente insuflaría confianza al PAN, alicaído en los sondeos, y un triunfo del PRI consolidaría su avance territorial —ya gobierna en 18 de los 32 Estados del país— y podría marcar tendencia ante la cita de julio. Por el contrario, no sería extraño que una derrota significara el fin de Humberto Moreira, presidente del partido, que se trasladó a vivir a Michoacán al inicio de la campaña y que está envuelto en un escándalo mayúsculo al descubrirse que dejó una deuda de 32.000 millones de pesos (1.700 millones de euros) durante su gestión como gobernador del Estado de Coahuila.

La pugna, a tenor de los primeros datos provisionales, se reduce al duelo entre Luisa María Calderón y Fausto Vallejo, que ha sido varias veces alcalde de Morelia. Lo estrecho del resultado provocará muy probablemente impugnaciones. La previsible derrota del PRD en el territorio de Lázaro Cárdenas agudizará la crisis y la división de la izquierda a pocos días del anuncio de su candidato presidencial.

La campaña se ha visto empañada por la presencia política del narcotráfico y su secuela de asesinatos

Pero la campaña se ha visto empañada por la presencia política del narcotráfico y su secuela de asesinatos, secuestros, extorsiones y amenazas. Michoacán es un Estado agrícola, famoso por sus aguacates y producción de marihuana, que se ha convertido en un punto clave en el trasiego de drogas al norte. El cartel dominante es el de Los Caballeros Templarios, que ha reemplazado prácticamente en los últimos tiempos a La Familia Michoacana.

Hace unos días fue asesinado a tiros el alcalde de La Piedad, Ricardo Guzmán, mientras repartía propaganda a favor de Luisa María Calderón en un restaurante de comida rápida de la ciudad. Las amenazas del narco obligaron también a que decenas de candidatos a alcaldes renunciaran, y al menos nueve encuestadores fueron secuestrados. Los Caballeros Templarios han llegado a promover en algunas localidades manifestaciones de protesta exigiendo la expulsión de la policía federal del Estado y pocos dudan de que hayan comprado votos y candidatos. Más de 10.000 policías garantizaron la seguridad de los comicios, que transcurrió sin graves incidentes. Desde 2006 se han producido en Michoacán más de 2.000 muertes relacionadas con el crimen organizado.

Más información