Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RAFAEL RONCAGLIOLO | MINISTRO DE EXTERIORES DE PERÚ

"América Latina ya no se guía exclusivamente por Washington"

El ministro de Exteriores de Perú explica que las relaciones con China, Europa y el resto de Sudamérica son tan o más importantes para su país que las de EEUU

El ministro de Exteriores de Perú, Rafael Roncagliolo.
El ministro de Exteriores de Perú, Rafael Roncagliolo.

Perú resume la nueva etapa que vive América Latina. Se ha sacudido un pasado de dictaduras militares, una lucha sangrienta contra Sendero Luminoso y el Gobierno autoritario de Alberto Fujimori y, aun con la crisis económica, el Fondo Monetario Internacional ha previsto un crecimiento de un 5,5% para este año. El mayor de la región, junto con Brasil. El porcentaje de su población que vivía por debajo de la línea de la pobreza ha caído de un 44% en 2006 a un 31,3% en 2010. Pese a ello, los mercados temblaron cuando Ollanta Humala ganó las presidenciales en junio pasado. Militar, responsable de un alzamiento contra Fujimori en 2000 y con un pasado en la izquierda más radical, la llegada de Humala a la presidencia peruana fue recibida con recelo: las bolsas sufrieron un batacazo histórico al día siguiente de su elección. Humala, no obstante, ha subrayado su interés por mantener una política económica ortodoxa y, a dos meses de haber asumido el poder, los temores parecen haber sido "infundados". Así opina Rafael Roncagliolo (Lima, 1944), ministro de Relaciones Exteriores del nuevo Gobierno. España es el primer país europeo que visita, como parte de una gira en la que también viajará a Francia, Bélgica y Alemania. El canciller se ha reunido con su homóloga española, Trinidad Jiménez, y con el líder de la oposición y candidato a las elecciones generales del 20 de noviembre, Mariano Rajoy.

Pregunta. ¿Qué espera Perú de España?

Respuesta. Es el principal inversor en Perú. Nos ha apoyado muchísimo en nuestras relaciones con la Unión Europea. Además, los peruanos en este país [casi 124.000, la segunda comunidad más numerosa en el extranjero después de EE UU] reciben un trato mejor que en otros países.

P. Perú mantiene una disputa limítrofe sobre 35.000kilómetros de área marítima fronteriza con Chile, y el Gobierno del expresidente Alan García llevó el caso a la Corte Internacional de La Haya en2009. La elección de Ollanta Humala causó un cierto recelo en Chile debido al pasado radical del presidente. ¿Había fundamento para esos temores?

R. De ninguna manera. Las relaciones con Chile son muy cordiales. Cierto, tenemos un diferendo, pero ambos países están de acuerdo con que acatarán la sentencia de la corte. Somos países civilizados y resolvemos nuestras diferencias como lo hacen los países civilizados. Chile, de hecho, es uno de los primeros países que el presidente visitó después de ganar las elecciones. Mantenemos relaciones francas y cordiales.

P. Hace unos días que el presidente Humala despidió a 30 generales de la policía, entre ellos a los encargados de la estrategia antidrogas del país. Perú superó en 2010 a Colombia como el mayor productor de cocaína en el mundo.

R. Depende de la metodología, en algunos casos somos primeros, en otros el segundo.

P. ¿Cuál es su estrategia contra el narcotráfico?

R. Es una de las prioridades del Gobierno, y no solo implica los problemas que acarrea la producción de drogas y el consumo, sino los que causa el tráfico y el crimen organizado, que en algunos países amenaza al Estado. Nos preocupa mucho el problema y tenemos claro que requiere de una respuesta multilateral. No es un problema de cada país, es un tema regional. Hasta ahora se trataba de un problema que cada país negociaba con Estados Unidos.

P. ¿Eso ha cambiado?

R. Nadie en América Latina considera que la estrategia antidrogas de Estados Unidos es exitosa.

P. ¿América Latina ha vencido a sus fantasmas? ¿El tiempo de las dictaduras y las convulsiones sociales ha quedado atrás?

R. No estamos vacunados, pero la probabilidad de volver atrás es cada día menor. El reto está en conseguir que la democracia produzca un reparto más equitativo de la riqueza. Hace 30 años solamente cuatro países de la región no eran gobernados por dictaduras militares. Esa historia quedó atrás.

P. ¿Solamente había cuatro países democráticos?

R. Dije Gobiernos militares no democráticos [risas]. Me refería México, Costa Rica, Colombia y Venezuela. Costa Rica no tiene un ejército, así que ahí es imposible. México tenía su particularidad: no era un Gobierno militar pero tampoco era democrático. Así que solamente Colombia y Venezuela eran democracias. Eso era América Latina en 1978.

P. ¿Esta nueva etapa ha repercutido en sus habitantes? Por ejemplo, en el caso de Perú, ¿el crecimiento económico sostenido de los últimos 10 años ha disminuido el flujo de emigrantes peruanos?

R. Definitivamente. Ha disminuido muchísimo la aspiración a emigrar. Estamos en condiciones para no ser devastados por la crisis económicas, hemos seguido una política para fortalecer el comercio intrarregional. Somos parte de un renacimiento de América Latina que ya no se guía por consenso de Washington.

P. Se ha hablado de un renacimiento también de la izquierda latinoamericana con dos corrientes muy definidas en la región: el bloque bolivariano liderado por la Venezuela de Hugo Chávez y la izquierda pragmática del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. ¿Con cuál se identifica el presidente Humala?

R. Hay valores compartidos, pero la política del presidente Humala es particular. Hay coincidencias, como la reducción de la desigualdad. América Latina no es la región más pobre del mundo, pero sí la más desigual. Hemos conquistado la democracia electoral, ahora falta consolidar un desarrollo social acorde con ella.

P. ¿Cuál es la relación primordial para Perú?

R. Hay algunas con mayor peso histórico y otras que han emergido en los últimos años. China, por ejemplo, ha pasado a ser el principal comprador de las exportaciones peruanas. Los países asiáticos, principalmente China; la Unión Europea, donde España ocupa un sitio privilegiado; las relaciones regionales, donde tenemos una política regional a través de organismos como la Comunidad Andina o Unasur, y Estados Unidos.

P. No menciona a EE UU en los primeros sitios.

R. Está en los cinco más importantes, pero ya no es el primordial. Antes era el 90%, como en todos los países de América Latina y eso ha cambiado mucho en muy poco tiempo. Ahora es una región de progreso. Ahora se negocia en todos los niveles y las relaciones exteriores son un foro multilateral.

P. ¿Qué falta para consolidar ese progreso?

R. Que ese crecimiento beneficie a todos. Y todos significa todos.