Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
siria represion

El embajador de EE UU en Siria es hostigado por simpatizantes del régimen

Robert Ford había acudido a la oficina en Damasco de un abogado opositor

Entierro de dos de los soldados muertos en los enfrentamientos en Homs, foto oficial cedida por la agencia SANA.
Entierro de dos de los soldados muertos en los enfrentamientos en Homs, foto oficial cedida por la agencia SANA. EFE

El embajador de Estados Unidos en Siria, Robert Ford, ha sido hostigado hoy por decenas de simpatizantes del régimen de Bachar el Asad, pertrechados con tomates, que habían acorralado la oficina de un abogado opositor en Damasco a la que había acudido el diplomático estadounidense. Ford no ha sufrido heridas.Según la agencia de noticias independiente siria Shampress, el embajador se ha visto forzado abandonar la oficina del letrado Hasan Abdelazim, situada en la calle Al Naser de la capital, bajo la protección de las fuerzas de seguridad.

Shampress ha precisado que los manifestantes atacaron a Ford "por la postura de su país sobre los acontecimientos en Siria".

Por su parte, la cadena de televisión emiratí Al Arabiya ha mostrado imágenes de los manifestantes, pertrechados con banderas sirias y fotos del presidente Asad, frente a la oficia de Abdelazim.

Estos hechos coinciden con las acusaciones de las autoridades de Damasco al Gobierno norteamericano sobre que incitar a la violencia contra el Ejército sirio con su apoyo a la oposición y a los  "grupos armados", según indica la agencia de noticias oficial Sana. Cita a una fuente del Ministerio de Exteriores y de Inmigración que hizo referencia a las últimas declaraciones de responsables estadounidenses, incluida la del pasado día 26 del portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, "en respaldo a los grupos terroristas armados y la violencia contra el Ejército árabe sirio".

Una niña ha resultado muerta por los disparos de la policía en el barrio de El Bayada, en la ciudad de Homs

El lunes pasado, Toner señaló que "cuanto más tiempo el régimen (sirio) continúe reprimiendo, matando y encarcelando a esos activistas pacíficos, es más probable que este movimiento pacífico se convierta en violento. Es una cuestión de auto-defensa".

Para el régimen sirio, ese tipo de declaraciones "demuestran de una manera obvia que Washington está implicado en el apoyo a los grupos armados para utilizar la violencia contra el Ejército" a favor de objetivos de "partes extranjeras" que contradicen los intereses del pueblo sirio.

"Siria condena rotundamente las declaraciones estadounidenses y asegura su determinación a cumplir con sus obligaciones de proteger la seguridad, la estabilidad y defender a los ciudadanos y su integridad e impedir todas las tentativas de injerencia en sus asuntos internos", concluye la nota de Sana.

Damasco acusa a Washington de "respaldo a los grupos terroristas armados y la violencia contra el Ejército árabe sirio".

Por otra parte, al menos una niña ha muerto hoy por los disparos de las fuerzas policiales en la localidad central de Homs, mientras que militares disidentes del llamado batallón El Harmuch  han anunciado haber dado muerte ayer a 80 matones del régimen en dos emboscadas en el norte de Siria.

Según el opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, la niña falleció al ser alcanzada por las balas de las fuerzas policiales, que irrumpieron en el barrio de El Bayada, en Homs, donde han detenido a 32 personas.

También se han producido enfrentamientos en la ciudad de El Rastan, en esa misma provincia de Homs, entre el Ejército y grupos de soldados desertores en los que han resultado heridas 40 personas.

No existen confirmación independiente de estos hechos por las restricciones impuestas por el régimen a los periodistas nacionales para realizar su trabajo y por la ausencia de periodistas extranjeros.

Desde que comenzaran las protestas a mediados de marzo pasado, la represión siria se ha cobrado las vidas de al menos 2.700 personas, de las que un centenar son niños, según las últimas cifras ofrecidas por la ONU.