_
_
_
_

La OTAN mata a un exprisionero de Guantánamo en Afganistán

Sabar Lal, liberado hace tres años, se había vuelto a integrar en la red terrorista Al Qaeda

Saber Lal, un exprisionero del centro de internamiento de Guantánamo, ha caído durante una operación nocturna de la OTAN en Nangarhar, Afganistán. Según fuentes de la Alianza Atlántica, que han confirmado su muerte, Lal había vuelto a unirse a la red terrorista Al Qaeda, tras ser liberado hace tres años de la prisión estadounidense en suelo cubano.

Saber Lal, de 49 años, pertenecía a Ul Dawa Al Qurani, grupo salafista ligado al servicio secreto paquistaní ISI, según su ficha. Saber peleó contra los soviéticos y desde 1995 combatió a los talibanes, era el jefe de la policía fronteriza con 600 hombres a su cargo, pero en 2001 ayudó a refugiarse en Pakistán a nueve árabes armados con fusiles AK 47, dos de ellos heridos, que huían de las cuevas de Tora Bora donde se escondieron junto a Bin Laden.

Más información
Vida después de Guantánamo

Reclusos del penal le señalaron y confesaron la protección que Al Qaeda recibe del ISI, el servicio que supuestamente ayudó a Osama hasta su muerte en Pakistán. Saber pasó cinco años en Guantánamo, calificado como un preso "fastidioso". Tras su liberación, había recuperado la barba y vivía en Kabul.

Lal ha perecido durante una operación de la Fuerza Internacional de Ayuda para la Seguridad (ISAF, en sus siglas en inglés) y las fuerzas de seguridad afganas en la provincia de Nangarhar.

La ISAF ha declinado hacer comentarios sobre el periodo que Lal pasó en la prisión estadounidense, pero funcionarios afganos han confirmado que fue liberado hace tres años, después de pasar cinco recluido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Según la OTAN, Lal estaba fuertemente vinvulado a la red terrorista Al Qaeda. Durante la operación nocturna que desarrollaban las fuerzas de seguridad, el expreso salió de un edificio con un fusil de asalto, según la versión facilitada por la Alianza en un comunicado.

Alrededor de 170 extranjeros siguen presos en la prisión militar de Guantánamo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_