Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rebeldes libios aseguran estar luchando por el control de Garyan, a 80 kilómetros de Trípoli

El portavoz de los rebeldes libios afirma que su ejército también ha logrado el control de la ciudad costera de Surman, a 70 kilómetros de la capital

Los rebeldes libios aseguran que están luchando contra las fuerzas del régimen de Gadafi por el control de Garyan, a 80 kilómetros al sur de Trípoli, que continúa bajo el dominio de las fuerzas del régimen. "Hemos entrado hoy", ha confirmado un rebelde a Reuters. "Controlamos el 70% de Garyan", ha dicho. Según su versión, han hecho retroceder hacia el sur a las tropas de Gadafi, marginándolos del camino que conduce hacia la capital.

Los soldados del régimen han dejado en el lugar artillería pesada y municiones, según ha comentado el comandante rebelde Adel al-Zintani a CNN. "Nos hemos hecho con muchos vehículos con artillería anti aérea, dos cisternas llenas de combustible y 105 piezas de artillería anti tanques, así como también proyectiles".

Sin embargo, un portavoz del Gobierno libio ha dicho a primera hora de este domingo que Garyan todavía está bajo el control de Trípoli.

A la caza del objetivo: Trípoli

Los rebeldes libios también aseguraron ayer haber logrado entrar en el centro de Zauiya, ciudad estratégica a 50 kilómetros al oeste de Trípoli. Pero el Gobierno también aseguró que continuaba manteniendo el control "absoluto" de la ciudad. "Un grupo muy pequeño de rebeldes ha intentado penetrar en el sur de Zauiya, pero fueron detenidos por nuestras fuerzas", dijo Ibrahim Musa, portavoz del Gobierno, en Trípoli.

Misrata está bajo el dominio de los insurgentes. Allí acabaron los ataques del ejército de Gadafi después de que los rebeldes tomaran Tawargha, ciudad que era utilizada por las milicias del régimen para lanzar misiles hacia Misrata. El puente que une Tawargha con Sirte también lo controlan los rebeldes, según ha informado el portavoz del Consejo Nacional de Transición, Guma El-Gamaty.

Pero el Gobierno mantiene otra versión. Según ha declarado el viceministro de Asuntos Exteriores libio, Khaled Kaim, las tropas de Gadafi han hecho retroceder a los rebeldes desde Tawargha hacia Misrata. "Todo son pequeños grupos armados. No representan ninguna influencia en el terreno", ha declarado el portavoz del Gobierno, Ibrahim Musa.

"Trípoli está segura. Las fuerzas de Gadafi son muy fuertes", ha dicho. Tras cinco meses de guerra en Libia, Gadafi sigue en el poder. A pesar de la intervención militar internacional de la OTAN desde marzo tras la aprobación de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con el objetivo de proteger a los civiles.

"Somos muy poderosos", ha señalado Musa. "Estamos armados. No importa si la OTAN avanza o no, si los rebeldes avanzan o no, porque siempre estaremos en posición de combatir, ya sea durante uno, dos o tres años", ha concluido.