Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado boliviano aprueba una ley que permite los pinchazos telefónicos

La legislación obliga a las emisoras a retransmitir discursos de Morales

El Congreso boliviano, dominado por el partido del presidente, Evo Morales, aprobó la noche del jueves una polémica ley de telecomunicaciones, criticada por la oposición y la prensa porque da al Gobierno y sus fieles dos tercios del espectro electromagnético, permite pinchazos telefónicos y amenaza a los medios privados de radio y televisión. El Senado sancionó la norma y la remitió a Morales para su promulgación, informó el presidente de esa Cámara, René Martínez, dirigente del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS).

La ley otorga un 33% del espectro electromagnético al Estado, otro tanto al sector privado y el tercio restante a organizaciones indígenas y sociales afines al Gobierno. Según los críticos de la ley, en la práctica Morales controlará hasta el 67% de las ondas electromagnéticas debido a su relación con las organizaciones indígenas y sociales, con el riesgo de que los medios privados sean desplazados y pierdan sus licencias.

El oficialismo rechaza que la legislación vulnere la Constitución

La norma otorga al Gobierno de La Paz el control del 33% del espectro electromagnético

Asociaciones de emisoras de radio y de periodistas critican la norma porque, en su opinión, atenta contra las libertades establecidas en la Constitución, promueve el control de los medios de comunicación independientes y puede dar paso a la manipulación informativa oficialista. El presidente de la Asociación Boliviana de Radiodifusoras (Asbota) comentó al diario boliviano La Razón que "las radios comunitarias y de los pueblos indígenas, al no tener ingresos económicos, acudirán a entes del Estado para su subsistencia, con lo que el Gobierno aumenta su prevalencia en el 67% de las frecuencias". Advirtió que, con estas condiciones, existe una "seria amenaza a la libre expresión". En contraste, el senador oficialista David Sánchez explicó a la BBC que la iniciativa es para dar al sector rural "una distribución más equitativa de las frecuencias". Afirmó que el hecho de que el Estado controle un tercio de las frecuencias no significa que todas esas radios y canales de televisión respondan al partido de gobierno.

Esta ley de telecomunicaciones, una de las muchas que ha promovido Morales y que afectan a la libertad de expresión y a los medios, según la oposición, también permite las escuchas telefónicas "en caso de peligro del Estado, amenaza externa, conmoción interna o desastres".

El presidente del Senado declaró que la nueva normativa está en el marco de la Constitución y no hay ninguna vulneración de derechos, en contra de lo que denuncia la oposición.

En cambio, el senador opositor Bernard Gutiérrez aseguró que la ley "legaliza la escuchas telefónicas" y preocupa por la posibilidad de que políticos y periodistas sean objeto de "pinchazos" con el argumento de la seguridad nacional. Gutiérrez describió la ley como "otra imposición" del Gobierno de Morales que, además, vulnera la Constitución al autorizar al Ministerio de Gobierno a escuchar las comunicaciones de los ciudadanos en "casos de seguridad" del Estado. "Estos son elementos de preocupación sobre esta ley, que está fundada en que no vivimos en un Estado pleno de derecho", agregó. La normativa también ha sido criticada porque establece que los canales de televisión y las emisoras de radio deberán retrasmitir gratuitamente cada año dos discursos de Morales.

Martínez descartó una vulneración a lo establecido en el marco constitucional. "Está en el resguardo de los derechos y tiene una visión integral", dijo. Informó además que con la nueva normativa se creará la Autoridad de Telecomunicaciones, instancia que emitirá las licencias de funcionamiento. Martínez añadió que "se reglamentará a detalle los casos de intervención de las llamadas para evitar vulnerar la privacidad de las personas para garantizar el respeto a las garantías individuales de los bolivianos.