Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite otro congresista de EE UU por un escándalo sexual

El demócrata David Wu renuncia a su escaño tras admitir que mantuvo relaciones sexuales con una menor

El congresista demócrata por Oregon David Wu, de 56 años, ha anunciado que dimitirá en los próximos días después de que un diario local le acusara de haber agredido sexualmente a una menor. En los pasados días, después de que se supieran esas acusaciones, Wu se había resistido a dimitir. El lunes, la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nacy Pelosi, pidió que el Congreso abriera una investigación ética, sin exigirle una dimisión de forma directa. Finalmente el propio Wu ha decidido dejar su escaño, alegando un reciente historial de dolencias mentales, después de un divorcio, y dándose de plazo hasta que acaben las negociaciones para ampliar el endeudamiento del Gobierno norteamericano, cuyo plazo vence el martes.

Wu admitió a sus colaboradores que había mantenido relaciones sexuales con la menor, que es hija de un amigo y donante de su campaña política, pero mantuvo que habían sido consentidas. La joven y su familia no lanzaron ninguna acusación formalmente ni han presentado cargos criminales. Fue el diario local The Oregonian el que reveló esa información y quien aseguró que la joven se había graduado de la escuela secundaria el año pasado. A raíz de esa noticia, publicada con fuentes anónimas, diversos miembros del Congreso ejercieron presión sobre Wu para que dimitiera. Este les informó de que la joven tenía 18 años en el momento del contacto sexual.

En los pasados meses Wu había admitido haber pasado por una fase de inestabilidad emocional debido a su divorcio, ocurrido el año pasado. Seis colaboradores abandonaron sus oficinas a finales de 2010 y le pidieron públicamente que buscara tratamiento psiquiátrico. Les había enviado correos electrónicos agresivos y una foto de él mismo, en Halloween, vestido como un tigre. El congresista fue reelegido en su escaño en noviembre. Posteriormente alegó haber actuado de forma inadecuada por el estrés de la campaña electoral.

"Ha llegado el momento de renunciar a este privilegio de prestar servicio público. No puedo cuidar de mi familia como me gustaría mientras sigo en el Congreso y a la vez tengo que enfrentarme a estas alegaciones tan serias", ha dicho este martes Wu en un comunicado. "El bienestar de mis hijos es más importante que ninguna otra cosa. Con gran tristeza, abandonaré el escaño cuando se resuelvan las negociaciones de la deuda pública".

Nacido en Taiwan, de padres chinos y emigrado a EE UU en 1961, Wu fue sancionado por la Universidad de Stanford por haber agredido sexualmente a una compañera de aulas en 1976. En 1999 se convirtió en el primer ciudadano chino-americano en entrar a formar parte del Congreso estadounidense.