Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE aprueba nuevas sanciones contra el régimen sirio

Empresas relacionadas con el Ejército y figuras de la represión, entre las sancionadas.- La amnistía general del anunciada por el presidente no logra frenar la rebelión

La Unión Europea ha ampliado hoy las sanciones contra Siria y ha incluido a cuatro personalidades de ese país, a tres iraníes y a cuatro compañías vinculadas con el Ejército. La lista de sanciones presentada por Francia y el Reino Unido al resto de países de la UE ha sido aprobada, según han indicado fuentes diplomáticas.

Se trata de la tercera ronda de sanciones que impone la UE contra Siria por la represión violenta del régimen de Bachar al Asad y supone un "importante mensaje" al régimen de Damasco de que la represión es "inaceptable", han agregado las fuentes. La UE ha sancionado a esas personas y entidades por "proveer equipamiento militar o apoyo a Siria para reprimir las protestas", han indicado. Las listas se aprobarán oficialmente el jueves, y el viernes se publicarán en el Diario Oficial de la UE.

El propio presidente sirio, Bachar el Asad, y otros altos cargos de su Gobierno ya fueron sancionados el pasado mayo. Esta es la respuesta de la UE a una represión que, de acuerdo con activistas pro Derechos Humanos, ha provocado al menos 1.300 muertos civiles y ha arrastrado a más de 10.000 a huir hacia Turquía. Las autoridades, por su parte, hablan de la muerte de más de 200 soldados y agentes de seguridad. El Gobierno de El Asad ha prohibido la entrada a Siria de la mayoría de periodistas extranjeros, lo que dificulta la verificación de todos estos datos.

Más manifestaciones

Al menos siete personas murieron ayer en Siria durante varias manifestaciones en distintas poblaciones del país el mismo día en que el presidente sirio, Bachar el Asad, decretó una amnistía general, según organizaciones opositoras. La mayoría de las muertes se produjeron por disparos de las fuerzas de seguridad sirias durante una serie de enfrentamientos entre partidarios de El Assad y manifestantes antigubernamentales en las ciudades de Homs (oeste) y Hama (noroeste) y en una localidad de la provincia de Deir al Zor (este), según informó un activista.

Los enfrentamientos estallaron después de que el Gobierno organizara manifestaciones a favor del presidente. Varios activistas aseguraron que los fallecidos fueron alcanzados por disparos del Ejército y la policía, que estaban protegiendo a los manifestantes progubernamentales en las ciudades de Homs y Mayadeen, en Deir al Zor. Amar Qurabi, director de la Organización Nacional Siria para los Derechos Humanos, relató que miembros de la milicia progubernamental conocida como shabbiha dispararon contra manifestantes en Homs, Hama y Mayadeen, y causaron la muerte de al menos siete civiles y dejaron heridos a otros 10. Un vecino de Mayadeen declaró: "Es difícil saber quién empezó primero, pero los vehículos blindados de transporte de personal del Ejército atravesaron la manifestación [antigubernamental] disparando a la gente".