Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eurocontrol descarta cortes del tráfico aéreo por la nube volcánica en las próximas 48 horas

El volcán Grimsvötn, el más activo de Islandia, deja de expulsar ceniza

La Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) ha indicado que el espacio aéreo europeo se encuentra completamente abierto y ha afirmado que no se esperan alteraciones graves del tráfico aéreo en las próximas 48 horas a causa de las cenizas del volcán islandés Grimsvötn. Eurocontrol ha explicado que aún existen áreas limitadas con concentración de ceniza en Europa, pero que se prevé que tengan muy poco o ningún impacto en el tráfico. Entre el lunes y el miércoles se cancelaron en Europa 900 vuelos de los 90.000 que se esperaba operar, recuerda la agencia en su informe de situación de esta mañana, el último que prevé hacer a menos que la situación vuelva a complicarse. El volcán dejó de expulsar ceniza hacia las tres de la tarde de ayer.

Desde que el Grimsvötn entró en erupción el sábado, se han visto afectados, además del espacio aéreo islandés, los del Reino Unido y de Alemania, donde se produjeron la mayor parte de las cancelaciones de vuelos. Precisamente durante la tarde de ayer, el tráfico aéreo centroeuropeo se normalizó, después de que la nube volcánica llevara a cerrar durante horas los aeropuertos alemanes de Berlín, Hamburgo y Bremen.

El tráfico en Alemania

El aeropuerto de Hamburgo cerró de seis a doce de la mañana. En Berlín se suspendieron 185 de los 700 vuelos que cada día utilizan las pistas de los aeropuertos de Tegel y Schönefeld. En Hamburgo se cancelaron 231 despegues y aterrizajes. Las grandes aerolíneas alemanas Lufthansa y Air Berlin tuvieron que cancelar 150 y 120 vuelos, respectivamente. Decenas de miles de pasajeros se vieron afectados por las cancelaciones y los retrasos en todo el país.

La nube de ceniza volcánica se disolvió a mayor velocidad de lo previsto en los cielos del norte de Europa. El instituto meteorológico de Reikiavik, en Islandia, no prevé nuevas erupciones inmediatas en el Grimsvötn, que es el más activo de Islandia. El tráfico también se está normalizando en Escocia. La Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol), con sede en Bruselas, anunció que los vuelos ya son seguros. Consideran sus técnicos que el tráfico aéreo europeo se habrá terminado de normalizar durante el día de hoy.

Sector mejor preparado

A diferencia del año pasado en la crisis del Eyjafjalla, la nube volcánica del Grimsvötn es más densa, lo que aparentemente hace que la ceniza caiga antes a tierra y que la que se aleja de Islandia sea más liviana. Además, los vientos en Islandia soplan este año con menos fuerza. Otro aspecto positivo es que las dos erupciones anteriores del Grimsvötn, en 1998 y en 2004, duraron solo una semana. En cambio, el Eyjafjalla no había entrado en erupción desde 1921 y cuando lo hizo en abril de 2010 no se tenían parámetros para hacer una estimación sobre su duración.

Este año se han identificado tres niveles de riesgo para la aviación. El nivel bajo se da cuando la densidad de la nube volcánica es inferior a dos gramos de ceniza por diez metros cúbicos de aire. En ese caso se considera que la navegación aérea no es peligrosa. Si la nube volcánica alcanza una densidad de entre dos y cuatro gramos se considera que el riesgo es medio y solo pueden volar aquellas compañías que han presentado un informe de seguridad que garantiza que sus aviones están preparados para sobrevolar una nube de esas características. "Muchas compañías aéreas ya han presentado esos informes", según la CAA.

Por encima de los cuatro gramos de ceniza por diez metros cúbicos de aire se considera un riesgo alto y "ninguna compañía ha presentado informes de seguridad para volar con esa alta densidad de ceniza".