Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libia anuncia que liberará mañana a los cuatro periodistas de 'The New York Times'

Saif el Islam reconoce que los capturaron tras la toma de Ajadabiya

Imagen de archivo en la que se puede ver a un grupo de periodistas, entre ellos Tyler Hicks (derecha, con gafas), Linsey Addario (a la izquierda), saliendo a la carrera durante un ataque de las fuerzas libias a un puesto de control cerca de Ras Lanuf el pasado 11 de marzo.
Imagen de archivo en la que se puede ver a un grupo de periodistas, entre ellos Tyler Hicks (derecha, con gafas), Linsey Addario (a la izquierda), saliendo a la carrera durante un ataque de las fuerzas libias a un puesto de control cerca de Ras Lanuf el pasado 11 de marzo. PAUL CONROY (REUTERS)

El hijo de Gadafi, Saif el Islam, ha reconocido hoy que mantiene retenidos a los cuatro periodistas de The New York Times que desaparecieron tras la toma de la ciudad de Ajdabiya. Saif ha anunciado, en una entrevista realizada por la veterana periodista de la ABC Christiane Amanpour, que los cuatro periodistas será liberados mañana.

"Ellos entraron ilegalmente y cuando el Ejército liberó la ciudad de Ajdabiya de los terroristas y los encontraron allí y los arrestaron porque eran extranjeros en ese lugar", ha dicho Saif el Islam como respuesta a las preguntas de la periodista. "Pero estaban felices porque averiguaron que ella [Lynsey Addario] era estadounidense, no europea. Y gracias a esto será liberada mañana", ha añadido. Aunque el hijo de Gadafi se ha referido solo a una de los cuatro periodistas retenidos, el rotativo estadounidense informa de que el Departamento de Estado ha recibido la confirmación de las autoridades libias de que todos serán liberados.

Los cuatro retenidos son Anthony Shadid (jefe de la corresponsalía en Beirut); Tyler Hicks y Lynsey Addario (fotógrafos experimentados en zona de guerra); y el camarógrafo Stephen Farrell, que en 2009 ya fue secuestrado por los talibanes en Afganistán y posteriormente liberado en una operación de la OTAN en el que murieron su intérprete, un soldado británico y dos civiles afganos .

Los periodistas habían desaparecido el pasado martes; sin embargo, hasta hoy, no se ha recibido una confirmación oficial de que estaban en manos de las autoridades de Tripoli. El pasado miércoles también fue liberado el periodista iraquí de The Guardian Ghaith Abdul-Ahad, tras una ardua negociación en la que fue clave la intermediación del gobierno turco, según ha reconocido el propio diario británico.

La prensa extranjera ha sido objetivo claro de las fuerzas de Gadafi. El caso más grave se registró el pasado sábado, cuando el cámara de la cadena Al Yazira, Ali Hassan Al Jaber, murió en una emboscada cerca de Bengasi perpetrada por las fuerzas de Gadafi .