Duro castigo bursátil para las empresas de energía nuclear

El presidente de la francesa EDF se defiende: "Todos los accidentes de avión crean problemas a la industria aeronáutica. Pero no acaban con ella"

Las grandes multinacionales que se dedican a la industria nuclear han sufrido un duro castigo tras los acontecimientos de Japón y los problema de la central de Fukushima. Así la cotización de Areva, la empresa francesa de referencia de energía nuclear, ha perdido un 19% en los últimos tres días. La eléctrica alemana RWE ha perdido 9,41% en tres sesiones y la francesa Electricité de France (EDF) un 10% desde el pasado día 10. La estadounidense General Electric, ha caído un 6,5% desde el día 11.

Los problemas de la central Fukushima han provocado una reacción en cadena de los gobiernos de todo el mundo en revisión de los futuros planes nucleares. La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado el cierre de siete de las 17 centrales nucleares del país por un plazo mínimo de tres meses. El Gobierno chino anunció hoy la suspensión del proceso de aprobación de nuevas plantas nucleares con el fin de revisar sus estándares de seguridad después de la explosión en la planta japonesa de Fukushima desencadenada por el sismo del viernes. La segunda potencia económica se encuentra inmersa en un ambicioso plan nuclear mediante el cual se construirán 60 reactores adicionales antes del año 2020, según la Asociación de la Energía Nuclear de China.

Más información
El Gobierno japonés denuncia ataques especulativos sobre el yen

El presidente de EDF, Henri Proglio, la eléctrica pública francesa que opera 58 reactores nucleares, reivindicó la energía nuclear como alternativa energética: "No podemos borrar lo bueno de la energía nuclear tras ver el drama de un terrible accidente", dijo a la radio RTL.

Proglio, en sus primeras declaraciones desde el terremoto del viernes, comparó la situación de la industria nuclear con la aeronáutica. "Cuando hay un accidente de avión, la industria aeronáutica sufre. Pero eso no significa que sea el fin de los aviones". También criticó la medida adoptada por la canciller Merkel a la que calificó de "puramente política" y de haberse tomado en un momento electoral.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS