Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel acelera la construcción en los asentamientos tras la muerte de cinco colonos

Netanyahu autoriza la edificación de cerca de medio millar de nuevas viviendas en tres bloques de Cisjordania

El Gobierno israelí ha decidido acelerar la construcción de los asentamientos en territorios palestinos después de que cinco miembros de una misma familia murieran apuñalados en la colonia de Itamar el pasado viernes. El Ejecutivo del primer ministro Benjamín Netanyahu ha autorizado la edificación de cerca de medio millar de nuevas viviendas en tres bloques de colonias en Cisjordania. Para la Autoridad Palestina se trata de un "error inaceptable que va a causar más destrucción y crear nuevos problemas", según ha hecho público en un comunicado.

La construcción de asentamientos se ha convertido en el principal obstáculo en las negociaciones entre palestinos e israelíes. Medio millón de colonos israelíes viven en Cisjordania y en Jerusalén Este. En los últimos meses, el presidente palestino, Mahmud Abbas, ha reiterado que no se sentará a la mesa de negociación hasta que no cese la expansión de las colonias. La comunidad internacional, con Estados Unidos a la cabeza también ha tratado con escaso éxito de frenar la construcción en los asentamientos, que considera dificultan la creación de un futuro Estado palestino con una mínima continuidad territorial.

Miles de personas han acudido este mediodía al funeral de los cinco miembros de la familia Fogel en Jerusalén. Moshe Yaalon, viceprimer ministro israelí ha dicho durante la ceremonia que "este asesinato recuerda que el conflicto y la lucha no es sobre las fronteras de Israel o sobre la independencia de una nación reprimida, sino una lucha por nuestra existencia". Mientras, el ejército continúa la búsqueda de los autores de un atentado que ha conmocionado al país y del que no se ha responsabilizado ningún grupo armado hasta el momento. Las fuerzas de seguridad israelíes han detenido a decenas de sospechosos y han registrado casa por casa las inmediaciones de Itamar, el asentamiento habitado por nacionalistas religiosos en el que el viernes se produjo el ataque.

Las investigaciones preeliminares han detectado fallos en la seguridad del asentamiento. Las pesquisas indican que los autores del atentado saltaron la valla electrificada que rodea el asentamiento. A pesar de que saltaron las alarmas, el guarda de seguridad de la colonia no trasladó el incidente al Ejército que patrulla la zona, según detalla hoy la prensa israelí. Los asaltantes tuvieron tiempo de esconderse durante más de una hora cerca de la casa de las víctimas, donde esperaron el momento propicio para el ataque. Una madre, un padre y tres de sus hijos fueron apuñalados mientras dormían.