Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército de EE UU endurece las condiciones de detención de Bradley Manning

El preso pasa 23 horas al día en una celda de máxima seguridad sin poder hacer ejercicio físico

Aislado de cualquier contacto con otras personas desde agosto, en una celda de seis metros cuadrados separada dentro de una prisión de máxima seguridad, sin ventanas o luz exterior, Bradley Manning, el soldado al que el Pentágono acusa de haber filtrado los documentos secretos de las guerras de Afganistán e Irak y del Departamento de Estado al portal de filtraciones Wikileaks , se encuentra en un estado mental severamente deteriorado, según la única persona que ha tenido contacto con él, su amigo David House, que le visitó la semana pasada. Manning pasa 23 horas al día en esa celda sin poder hacer ejercicio físico, controlado por su carceleros. Sólo puede hacer ejercicio una hora al día en una habitación distinta pero igualmente vacía.

El miércoles, el Ejército presentó 20 cargos adicionales contra Manning, incluido el de colaboración con el enemigo. Ese delito está tipificado con una pena máxima de muerte, aunque el Departamento de Defensa ha anunciado que se limitará a pedir la cadena perpetua. Los directores de la cárcel donde se halla en prisión preventiva desde el 29 de julio, en la base militar de Quantico, en Virginia, han decidido someterle desde el propio miércoles a los procedimientos rutinarios para evitar el suicidio en presos de alta seguridad: cada noche, en su celda, le obligan a desnudarle y le dejan desnudo en ella durante siete horas, hasta las cinco de la mañana.

Según House, amigo personal del soldado, investigador en el Massachusetts Institute of Technology y una de las pocas personas que puede visitarle en prisión, Manning no presenta tendencias suicidas que justifiquen esos procedimientos. "Es cierto que su estado mental es débil, desde noviembre ha empeorado... A veces le entran temblores, pero no es suicida. Es el resultado de un castigo. El Gobierno de EE UU quiere que se quiebre", dijo en una conferencia telefónica el jueves. Manning puede recibir visitas durante tres horas los fines de semana. "Este tipo de conducta degradante es inexcusable y no tiene justificación", dijo seguidamente, en una entrada en su blog, el abogado de Manning, Stephen Coombs. "Es una vergüenza para nuestra justicia militar y no debería ser tolerada".

Manning vive su Abu Ghraib particular, según el representante demócrata por Ohio Dennis Kucinich. "¿Qué es esto? ¿Quantico o Abu Ghraib", dijo en un comunicado, en referencia a la prisión iraquí donde soldados del Ejército norteamericano torturaron a prisioneros en 2004. "Estas acciones, llamadas por el Ejército 'no punitivas' son una violación del 'Manual de campo del Ejército' [guía normativa de las fuerzas armadas] si se usaran en interrogatorios en países extranjeros. La justificación y la finalidad de esos métodos provoca dudas sobre lo que se considera castigo inusual y cruel y es una violación de la legislación internacional".

El congresista Kucinich ha solicitado en numerosas ocasiones poder visitar a Manning en Quantico, para poder comprobar las condiciones en las que el Pentágono le hace cumplir la prisión preventiva. Hasta ahora sólo ha encontrado negativas por parte del Ejército. El grupo Bradley Manning Support Network ha recaudado ya a través de Internet 110.000 de los 120.000 dólares que consideraban los abogados que serían necesarios para costear la defensa del soldado en el juicio que tendrá lugar en los próximos meses.