Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La protesta se reaviva en el Magreb

Manifestaciones en varias ciudades marroquíes, en Túnez y en Argel

El Magreb vivió este sábado una jornada con manifestaciones en Argel, en varias ciudades de Marruecos y en Túnez, donde los enfrentamientos entre jóvenes y fuerzas de seguridad se saldaron con tres muertos y nueve heridos hospitalizados entre los primeros, según un comunicado del Ministerio del Interior recogido por la agencia de prensa oficial TAP.

Los jóvenes se echaron a la calle en Túnez por segundo día consecutivo -el viernes, unos 100.000 manifestantes se concentraron ante la jefatura del Gobierno- para exigir la dimisión del primer ministro, Mohamed Ghanuchi, y de su equipo, del que temen que "secuestre la revolución" que derrocó a Zine el Abidine Ben Ali. Ghanuchi ha prometido organizar unas elecciones generales, como muy tarde en julio.

Para evitar que se reproduzcan estos incidentes, la policía, respaldada por el Ejército, tomó la decisión inédita de prohibir el acceso de vehículos y peatones a la avenida Burguiba, la principal de la capital, hasta el domingo por la noche.

En Marruecos, fue en Casablanca donde se reunió el mayor número de manifestantes. Unos 1.200, según fuentes independientes, y unos 4.000, según los organizadores, que gritaban "¡Justicia, dignidad, libertad!". También hubo sentadas o marchas en Rabat, Mohamedia, Imzuren y Jemisent. Este domingo han sido convocadas nuevas protestas, sobre todo en la capital. Aunque la presencia policial era más visible que el pasado fin de semana, las protestas se desarrollaron sin incidentes pese a no haber sido convocadas formalmente. El ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaui, advirtió el jueves de que para las concentraciones en la vía pública debían ser solicitadas con tres días de antelación y cumplir determinados requisitos que los convocantes no cumplieron.

La agencia de prensa oficial (MAP) ignoró anoche las protestas en Marruecos, pero destacaba, en cambio, en la portada de su web una concentración celebrada el viernes por "los marroquíes de Melilla", en referencia a los musulmanes, en la que hubo, según ella, 2.000 personas para exigir que "se respeten sus derechos fundamentales".

En Argel, por tercer sábado consecutivo, un masivo despliegue policial impidió la celebración de una manifestación, pero a diferencia de las otras dos convocatorias, solo un centenar de personas acudieron a la plaza del 1 de Mayo. El 12 de febrero participaron entre 2.000 y 5.000, según las fuentes.

La Coordinadora que convocaba las protestas se ha dividido, y solo un pequeño partido (RCD) se empeña en seguir organizándolas.