Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suleimán: "Haré todo lo que pueda para implementar una transición pacífica"

El vicepresidente egipcio habla poco después del discurso de Mubarak y afirma que no permitirá que el país sea arrastrado al caos.- Pide a los manifestantes que regresen a sus casas

El vicepresidente egipcio, Omar Suleimán, el hombre fuerte de Hosni Mubarak, ha sido claro: no permitirá que Egipto sea arrastrado al caos. La mano derecha del presidente egipcio -que esta noche ha insistido en que no dimitirá y que llevará el país a la transición- ha pedido esta noche a los miles de manifestantes antigubernamentales que aún siguen en las calles que vuelvan a sus hogares y sus trabajos.

"Volved a vuestras casas, volved a vuestros trabajos", ha destacado Suleiman, que ha confirmado la cesión, por parte de Mubarak, de poderes presidenciales. El vicepresidente ha pedido a los ciudadanos que no escuchen las cadenas de televisión extranjeras porque "no tienen otro objetivo que dividir Egipto". En cambio, les ha pedido que escuchen a su "conciencia" y ha apelado al "sentido común", al tiempo que ha llegado a calificar a los ciudadanos egipcios como "héroes".

"Tenemos la puerta abierta al diálogo" y a "acuerdos", ha subrayado Suleiman, comprometido con una "transición pacífica" en la que, sin embargo, los manifestantes no terminan de creer.

Como gesto hacia la oposición, Suleiman ha destacado que el movimiento iniciado el pasado 25 de enero ha triunfado. "El movimiento 25 de enero ha tenido éxito encambiar el partido de la democracia, la historia ha comenzado".

Suleimán ha destacado que el anuncio de Mubarak de hoy "destaca, una vez más, su sentimiento nacional y su apoyo a las demandas legítimas del pueblo y su compromiso a las muchas promesas que ha hecho en el pasado. También demuestra su reconocimiento a la seriedad de la situación que atraviesa Egipto".