Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo árabe

Merkel, Zapatero, Cameron, Sarkozy y Berlusconi piden a Mubarak una transición ya

Los líderes de los cinco grandes países europeos emiten una declaración conjunta ante el deterioro de la situación en Egipto. La ONU se une a la llamada por una transición democrática

Ante el deterioro de la situación en Egipto, con la violenta entrada en escena de los partidarios de Mubarak y los disturbios en El Cairo, que se han cobrado ya varias vidas, los jefes de Gobierno de España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia han emitido una declaración conjunta en la que condenan la violencia e instan al líder egipcio, Hosni Mubarak, como ya hizo EE UU, a "comenzar ya" un proceso de transición hacia la democracia. También la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, también ha emitido una nota en la que urge a "llevar ante la justicia" a los responsables de los actos de violencia.

"El proceso de transición debe comenzar ahora", ya que "solo una transición rápida y ordenada hacia un Gobierno de amplia representación permitirá superar los desafíos a los que se enfrenta hoy Egipto", dice la declaración, firmada por los primeros ministros británico, David Cameron, e italiano, Silvio Berlusconi; la canciller alemana, Angela Merkel, y los presidentes francés, Nicolás Sarkozy, y español, José Luis Rodríguez Zapatero. En la nota, además, los líderes europeos se dicen "extremadamente preocupados" por el "deterioro de la situación en Egipto", condenan "a todos aquellos que utilizan o fomentan la violencia, que no hará mas que agravar la crisis política que atraviesa Egipto". La declaración ha sido distribuida por la presidencia de la República francesa. Añaden que "los egipcios deben poder ejercer libre y pacíficamente su derecho a manifestarse y a beneficiarse de la protección de las fuerzas de seguridad". Finalmente, consideran que "las agresiones contra los periodistas son totalmente inaceptables".

Ayer, Cameron y Merkel ya se unieron al Gobierno de EE UU al pedir el inicio inmediato de la transición y no en septiembre, fecha de las elecciones presidenciales a las que Mubarak no se presentará, como anunció el martes por la noche. Sin embargo, la de hoy es la primera vez que estos líderes unen sus voces para pedir la marcha inmediata del presidente egipcio. La UE en conjunto, hasta hoy, se ha limitado a tibias peticiones de que Mubarak escuche a su pueblo, pero esta mañana, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que ayer recibió críticas del Parlamento Europeo por el escaso papel de la UE en las crisis egipcia y tunecina, ha ido un poco más allá, reconociendo que los pasos ofrecidos por el presidente egipcio "no son suficientes" y abogando por una transición que debe comenzar cuanto antes.

"No nos compete realmente a nosotros decir cuándo tienen que celebrarse elecciones" en Egipto, ha dicho Ashton en rueda de prensa. Horas antes, en un comunicado, reiteraba que las autoridades eegipcias deben tomar "ahora" medidas para "cumplir las aspiraciones democrticas del pueblo egipcio". "Se necesitan medidas urgentes, concretas y decisivas ahora para cumplir las aspiraciones democráticas del pueblo egipcio. Pido a las autoridades egipcias que se impliquen ahora en una transición significativa y real que lleve a una reforma democrática genuina, allanando el camino para que haya elecciones libres y justas", ha concluido.

Desde Londres, también se ha referido a la crisis egipcia Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, que ha mostrado su "preocupación por la creciente violencia". Por ello, ha pedido "a todos los bandos contención". "Los ataques violentos contra manifestantes pacíficos son totalmente inaceptables", ha dicho en una conferencia de prensa. También ha pedido una "transición ordenada y pacífica", instando a las partes implicadas [Gobierno y fuerzas de oposición] a embarcarse en el proceso "sin demora". "No debemos subestimar el peligro de inestabilidad en Oriente Próximo", ha advertido, subrayando que su organización está dispuesta para apoyar las reformas que demandan los ciudadanos.

EE UU y Francia instan a sus ciudadanos a marcharse de Egipto

EE UU y Francia han llamado a sus ciudadanos a abandonar Egipto. Tras ocho días de protestas pacíficas contra el régimen de Hosni Mubarak, ayer se desató la violencia, que sigue hoy, entre los partidarios del presidente y sus detractores, congregados en la plaza Tahrir (Liberación) de El Cairo. La céntrica plaza fue escenario de choques violentos, a pedradas, palos y puñetazos, cargas a caballo y camello e incluso disparos. Por ahora hay cinco muertos confirmados y cientos de heridos.

El departamento de Estado de EE UU ha emitido una nota en la que informa que se está procediendo a una operación de evacuación que comenzó el lunes y que seguirá hoy. Por ello, llama a cualquier ciudadano que "desee abandonar Egipto" a que acuda al aeropuerto de El Cairo "con precaución", "evitando evitar las manifestaciones" y respetando siempre el toque de queda.

La nota informa de que más de 1.900 ciudadanos estadounidenses han sido evacuados del país en una operación que comenzó el lunes. Hoy hay más vuelos programados y, como se ha aligerado el toque de queda, se espera que "más estadounidenses puedan llegar al aeropuerto de El Cairo".

Por su parte, el portavoz del Gobierno francés, François Baroin, ha pedido, a través de la radio France Info que aquellos franceses que "no tengan urgencia o ineludible obligación de permanecer en territorio egipcio", deben salir del país "cuanto antes". "Estamos muy impresionados, las imágenes de ayer son espectaculares", ha dicho Baroin, evocando "fermentos de guerra civil".

"El Quai d'Orsay (Ministerio francés de Exteriores) ha puesto en marcha un dispositivo particular" para los cooperantes franceses en Egipto. "Hace falta redoblar la prudencia, no se debe participar en los movimientos en la calle". "Además, si no hay necesidad o ineludible obligación de permanecer en territorio egipcio, hay que regresar cuanto antes".

Más información